Blogging Reflexiones

3 obstáculos al que todo blogger se enfrenta

Obstáculos Bloggers

Una pequeña reflexión sobre 3 aspectos difíciles del blogging en España y cómo superarlos.

Una pequeña reflexión sobre 3 aspectos difíciles del blogging en España y cómo superarlos.

¡¡Aaaaaaaaaaaaachis!! Ajum, ajum, ajum. Si, así estoy. Nada, que viene un poquito de frío y es que caigo. Yo soy como el pardillo que siempre muere el primero en las películas. Es que no fallo. Pero me da igual. Supongo que tendrá que ver que los virus que rondan por mi casa están fortalecidos por un monstruito que con 2 añitos ya te corrige las conjugaciones verbales y que, cuidado, ni se te ocurra decir Cola-Cao que es Cola-Cado. Finísima ella.

Eso si, coge un virus y lo convierte en un arma química de última generación que arrasa hasta con el gato, ni que decir el Avast que se desinstala solo. Por lo menos a su niñera, a su papi y a la compañera de curro de su mami que cualquier cosa le vale para unos días de relax. En fin.

Total, que semana súper complicada de cuadrar horarios, despertarse cada 4 horas para alternar api-rosa con api-blanco (el blanco lo vomita la jodia) e intentar trabajar, que el mundo sigue corriendo y el cliente tiene paciencia limitada.

Y así llega el viernes con casi ninguna energía, sin publicar ni un post, comentarios sin responder, curro acumulado, Nachos Benavides esperando ávidos de nuevos retos que afrontar, sorteo de tazas prometido sin realizar y, para finalizar de rimar, una reflexión que compartir (jajajaja, ¿te esperabas en ar terminar?).

Y esta reflexión es acerca de 3 aspectos del blogging que, en mi humilde opinión, aun estando en una nueva época dorada de las bitácoras, en España son como complicados. Oscurecen un poquito el asunto o al menos tendrás que enfrentarte, antes o después, a ellos.

La conciliación laboral

Si a mi jefe le hubieses preguntado hace dos años por mi actividad como blogger y qué le parecía que dedicase (mucho) tiempo “de curro” a mi blog, seguramente te hubiese contestado algo así como: “lo acepto porque confío en él, pero me llevan los demonios cuando veo nuestro Facebook más parado”.

Si le preguntas a cualquier otro jefe qué le parece que un empleado suyo invierta tiempo (que paga la empresa) en fortalecer su marca personal, seguramente te responderá que no le parece bien porque seguramente si crece demasiado se lo llevará otra empresa o, lo que es peor, podría eclipsar la marca de la empresa.

Y si, como ésta, muchas preguntas así nos llevan a uno de los mayores problemas que se encuentran casi todos los bloggers españoles que están trabajando por cuenta ajena: se ven obligados a hacerlo en secreto o, como mínimo, en horas en que supone sacrificar más de su vida personal.

Sus jefes y su entorno profesional pueden convertirse en una amenaza para su crecimiento blogger, incluso podrían a llegar a intentar boicotearlo activamente. Los miedos a que un empleado se haga demasiado poderoso o la cultura de “si aún tienes energías para eso es porque te podría exigir más” están tan arraigadas todavía en nuestra sociedad como (caaaaaaasi) la puñetera corrupción. Ups, vale, me salgo de aquí que la lío parda…

¿Y eso es inevitable? Pues no, no lo es. Yo ahora disfruto de momentos de complicidad con mi jefe (Jose, que suena mejor) hablando de mi blog y ambos estamos súper contentos con el hecho de que muchos clientes lleguen a la agencia a través de mi marca personal. Empresas han intentado sin éxito llevarme con ellas con ofertas súper interesantes, incluso triplicándome el sueldo pero (salvo una que es que me quedaba muy lejos, jejeje) todas ellas con el modelo anticuado de gestión.

Así que sí, se puede conciliar tu vida profesional con tu blog, consiguiendo que puedas dedicar tiempo de trabajo a esta actividad, motivándote a crecer y creando un equilibrio de win-win para tu empresa y para ti. Yo lo he conseguido pero, desgraciadamente, es algo muy difícil en España y que requiere mentes abiertas, mucha confianza y un periodo de aprendizaje mutuo…

La conciliación personal

Tener un blog es algo más que un lugar donde escribes a menudo con un objetivo a medio o largo plazo. Termina convirtiéndose en parte importante de tu vida. Se integra en tus rutinas diarias y hace que siempre tengas un huequito en tu mente, corazón y (casi siempre) agenda para dedicarle.

Empiezas con la ilusión, energías y necesidad del principio dedicando tanto tiempo que no puedes evitar hacerlo hábito. Llega a ser tan duro crecer, sobre todo al principio, que cada nuevo logro provoca un subidón del que terminas haciéndote yonkie. Y al final, inevitablemente, te conviertes en “friki del blogging”.

Tus familiares y amigos empiezan a escucharte hablar de cosas que no entienden y ven cómo pareces estar construyendo un grupito clandestino de amistades que te roban el tiempo de pasar con ellos. A veces incluso te pones a escribir un post a contrareloj y llegas tarde a una cita o hablas de “un desconocido” que comenta tanto en tu blog que le has terminado cogiendo cariño y … no veas.

Así que, con casi toda probabilidad, esta nueva faceta tuya, esta vida paralela que comienzas a construir, chocará con tus “cercanos” (pijo, que no me sale como llamarlo) en más de una ocasión.

Y esto es así … sólo unas poquitas veces. Porque pronto, conforme vayas hablando más de ello, conforme vayan aprendiendo y descubriendo esa nueva ilusión contigo, verán que es justamente lo que necesitabas. Aceptarán que te has convertido en una persona más completa y lo disfrutarán.

Yo tengo esa suerte. Mi mujer adora mis posts (casi todos) e incluso me da ideas para nuevos. Si te dijese la cantidad de posts que han salido de un “Oye, ¿por qué no escribes sobre esto que acabo de leer?” por parte de mi Che, alucinarías, le pedirías que abriese ella uno y que nos dejásemos de intermediarios. Te lo juro por la Peppa Pig que no se sienta.

Y tus amigos igual porque, en definitiva, verte con esa ilusión les hará felices. Esta no es tan difícil de conseguir.

La monetización del blog

Y ahora …. Tararán, tararán, viene otra que ahí está. La monetización de ese contenido que llevas dando gratis desde que empezaste, la acusación acechante de “estar vendiéndote” cuando haces algo por dinero y la capacidad casi innata de esquivar los enlaces de afiliado que muchos tenemos, capaces de rebuscar caminos alternativos para llegar sin regalar…

Seamos sinceros, en España somos así y no nos gustan los contenidos comerciales. De hecho, un buen contenido puede fracasar con tan solo poner una línea de texto comercial al principio - piopíalo    . ¿Verdad? Si empiezas a combinar tu actividad con contenido comercial, te lloverán las críticas o, lo que es peor, empezarás a perder lectores que, con las mismas, se irán sin avisar ni dar explicaciones.

Pues no, aimsorri pero no. No es así cuando tu cuentas tu historia, cuando te mantienes fiel a tus principios y cuando consigues construir una comunidad que es mucho más importante que tu propio blog, que te conocen y que saben que lo que haces lo haces con respeto.

Yo tengo esa suerte y todos los días doy gracias por ello. De hecho, he llegado a recibir algún que otro email diciéndome “eh tío, que he visto tal artículo y tienen programa de afiliación, ¿te registras y compro con tu link?”. Una pasada.

El secreto es que no hay secreto. Nada que hagas será de agrado de todos. Ni podrás evitar que gente se enfade, se vaya o te critique así que, al final, sólo tienes que mantenerte fiel a tus principios, como siempre has hecho. No fiel en plan me dejo el pelo largo y lleno mi habitación de arcos, flechas y machetes (busca en mi Instagram si quieres entenderlo) sino .. bueno, ya sabes, que siempre seas tu y todo saldrá bien.

Conclusiones y ganadores del sorteo

¡Ya está! Un post rapidito para salvar la semana (me había dicho yo) y, como no, enrollado como una persiana (corcholis, esto también rima, chúpate esa Eminem). Es lo que tiene reflexionar sólo con los dedos. ¿Verdad?

Ahora, antes de pasar el testigo para que des tu opinión al respecto, toca darle la enhorabuena a los ganadores del sorteo de 3 tazas de El Blog de Víctor Campuzano, sorteo que he realizado en directo y que puedes ver en este vídeo:

¡Enhorabuena! Que súper ilu. Ya sabéis, pasad vuestras direcciones para que os las envíe.

Y, ahora si que si, te toca a ti. ¿Qué opinas de esta reflexión? ¿Te ha gustado el post? ¿Serías capaz hacer un comentario rimando? ¿Has empezado ya a ver la sexta de Shameless US? ¡Cuenta, cuenta! (pero no spoiles o como se diga)…

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

27 comentarios

  • Blogs, empresas y jefes… ja, supongo que todos tenemos nuestras batallitas, pero yo hacía el mío porque soy un poco raro, pero en una ocasión me llamaron para cambiar un post, y en más de una vez me pidieron que lo cerrara, pero lo hicieron de forma muy sutil y como soy medio alelao, ni me enteré.

    Sobre lo de monetizar, yo estoy a favor de que se monetice, es tu tiempo y el mío y si queremos cobrar por promocionar, escribir para terceros o levantarnos cada diez minutos para dar una apiretal es cosa nuestra.

    Ostras, como me has pillado insultando a un Drupal me he olvidado de la rima, pero no especificas si es asonante o no y si podemos ser auténticos artistas y robar en vez de plagiar, así aquí va el mío.

    Un soneto me manda hacer Campuzano,
    que en su blog me he visto en tal aprieto;
    catorce tweets es un soneto:
    burla burlando van los tres van lozanos.

    Yo pensé que no hallara hashtag
    y estoy a la mitad de otro posteo;
    mas si de tanto pensar estoy que me meo
    que hay cosa en los wordpress que me recuerda al bundestag.

    Por el primer terceto voy peloteando
    y parece que entré con el dedo maltrecho,
    pues fin con este verso y que le vayan dando.

    Ya estoy casi al final, y aun sospecho
    que aunque me crea gracioso me van a estar insultando;
    contad si son catorce, y está hecho.

    Ahh y como te digo dónde estoy? 🙂

    • Jajajajaja. Me parto. Pues te voy a decir una cosa, quién te está insultando, por rebote conmigo metiendo, mierda eso no rima, le preguntaré a mi prima. Ea, con esto a ver quien se mete contigo. jajajaja.

      Le has echao eggs, así que el que pueda que te critique, que yo me he divertido un montón. ¡Crack! 🙂

      Mandame un mail con tu dirección, anda.

      Abrazos!

  • Esté párrafo es una ventana en mi vida 🙂

    “Si le preguntas a cualquier otro jefe qué le parece que un empleado suyo invierta tiempo (que paga la empresa) en fortalecer su marca personal, seguramente te responderá que no le parece bien porque seguramente si crece demasiado se lo llevará otra empresa o, lo que es peor, podría eclipsar la marca de la empresa.”

    …la vida nos trae y nos lleva, quien sabe donde vamos aterrizar.

    Suerte con tus virus, no te los cambio por mis “Zikas” 😀

    • Jajajaja. Ya me imagino Luis, es algo que todavía tenemos que luchar mucho porque sea entendido por jefes y empresarios. De todas formas, estoy convencido que al poco son capaces de ver el beneficio y potencial.

      Sigamos con nuestros virus y “Zikas”!!!

      Abrazos crack! 🙂

  • 1ero Feicidades a los ganadores!!!
    2do No sabía que tenías instagram! qué pavota no haberlo visto antes en el sidebar, ya te estoy siguiendo! 😉
    3ero, me encantó este post y aquí va mi reflexión.El primer punto, el de la conciliación laboral la llevo fácil porque cuando me di cuenta que el 75% de mi sueldo se lo llevaban niñeras, viáticos y almuerzos, en común acuerdo con mi marido dejé mi trabajo y sólo me dediqué a edificar mi negocio online. Así que salvo cuando me peleo conmigo misma no tengo grandes dilemas (bueno sí, la maldita procrastinación con la que tengo que luchar cada día, pero eso es tema ya de diván).
    La conciliación personal es tal cual la pintas, es así; salvo que no tengo la suerte (?) que mi marido me lea, creo que ni sabe cómo se llama mi blog! Pero al menos le da “me gusta” en el face y comparte… algo aporta jejeje.
    Y qué decir de la monetización? La verdad que mucho no puedo quejarme porque cuando empecé hace 2 años a monetizarlo he vendido mejor que cualquiera que lleva quizá el mismo tiempo, pero cuesta horrores tener una entrada constante y fija. Sobre todo por lo que explicas. Acá en Argentina la gente está demasiado acostumbrada a tener gratis el tipo de servicio que doy; son porfiados y desconfiados y además, pueden gastar fortunas en un par de zapatillas pero tu servicio siempre es carísimo oye, que no tengo tanto, dame una rebajita o “¿cómo podríamos hacer porque no puedo pagarlo? En fin, es cuestión de aprender también eso, poner cara de perro y hacerse valer.

    • Hola Paula!!

      ¡Ya nos seguimos en Instagram! Claro, con lo tarde que llego ahora a responder comentarios, pues no veas. ¡Pero sigo aquí!

      Me ha gustado mucho este comentario porque veo que no es una cuestión de cultura de país sino que se extiende a más horizontes, ¡que difícil es equilibrar lo gratis con lo de pago! Que sepas que a mi también me regatean y piden rebajas, incluso en la agencia en la que trabajo.

      Por último, decirte que yo también me lio a puñetazos con la procrastinación y vamos empatados a puntos. Espero ganar por K.O. algún día, pero de momento resiste la jodia!…

      Gracias de verdad por este comentario! 🙂

  • A mí me da la sensación de que en esto del blogueo, confundimos el fin con el medio. Primero tienes que ser un buen profesional de algo y luego, si tienes tiempo, puedes poner en tu blog lo que te sea más afín.

    De nada sirve tener un blog de p.m. si luego no eres capaz de cumplir con lo que prometes en él.

    Así que yo pondría un obstáculo previo. Sé un buen profesional de algo si quieres vivir de tu blog.

  • Hola Víctor.

    Qué buen post, muchas de las cosas me recuerda a la entrevista que tuvimos. Te aportaré mi experiencia. Lo que dices de la marca personal del blogging integrado a la empresa se puede relacionar con la dificultad de algunas empresas de tener freelance a distancia o incluso teletrabajadores de la plantilla.
    De mi experiencia laboral con empresas es lo que más me ha dejado espeluznado. Muchas empresas no se centran en ser competitivas si no en el postureo interno. Reuniones inútiles a todas horas, por supuesto presenciales, jefes que no delegan nada porque tienen que dárselas de dioses y mediocres que llegan lejos porque tienen todas su habilidades puestas en el arte del peloteo, que posiciona más que el SEO.
    Y en mi caso, el 2 y el 3 están relacionados. Si tu blog consigue ser rentable se te entiende más, dejas de ser friki. No es una pérdida de tiempo y tiene sentido. Yo estoy en ese punto. Con el primero no tengo problemas porque soy mi propio jefe, y me quiero mandar más al vídeo, pero con el segundo y tercero sí.
    Pero es normal, estamos en un momento donde lo nuevo cuesta en cuajar y lo viejo no acaba de desaparecer.
    Un abrazo Víctor!

    • Hola Diego!

      Si tío, entrevista que estoy deseando ver … ¡que ilusión me hace! Gracias de nuevo por entrevistarme y hacerme pasar un rato tan agradable.

      Estoy de acuerdo contigo en que es menos friki si está justificado con dinero. ¡Que pena! Pero es así.

      Y por supuesto que la situación de trepas peloteros, jefes que no delegan, etc. está muy arraigado. Que afortunado me siento en ser una excepción trabajando por cuenta ajena con las libertades y confianza de mi jefe.

      En fin, me alegra que te hayas sentido identificado y que te mole el post, pero no me alegra que esto sea tan difícil para los que por aquí derrochamos pasión.

      Abrazos crack!

  • De las 3, yo creo que la más jodida es combinarlo con un trabajo externo. Si ya es difícil sacar tiempo cuando te dedicas por completo, el tener que buscar tiempo libre para sacarlo adelante es de locura. Yo estuve un tiempo así y la verdad es que no estaba al 100% en ninguno de los dos. El segundo problema también es complicado porque no entienden porque ya no tienes tanto tiempo para ellos como antes y cuando intentas explicarlo, no lo entienden porque no comparten tus mismos intereses. Y respecto a lo de querer sacarle partido a tu blog, yo pienso que debería ser totalmente entendible. De igual manera que un fontanero o un gestor cobra por su trabajo, el hecho de que un emprendedor online tenga la misma aspiración es igual de normal o debería serlo y valorarse más. De hecho, debería de valorarse el doble, según lo veo porque no sólo dedicamos tiempo a crearnos un entorno laboral sino que además ayudamos a nuestros posibles clientes a crecer en su ámbito o les resolvemos dudas y problemas a través de nuestros contenidos sin cobrar nada. Cosa que un profesional offline, no suele hacer. Ellos se ganan la vida aplicando su conocimiento pero no le van dando una clase práctica al cliente a medida que lo hacen. Y ahí está la diferencia y me apena que no se valore lo suficiente. Ya para terminar, espero que se os pase pronto el resfriado y salgáis al parque a comeros un helado. Es tonta la rima a más no poder, pero no me salía otra 😉

    • Jajajaja, Raquel!! Es justo el tipo de rimas que me gustan, las divertidas. Gracias por atreverte! 🙂

      Qué te voy a decir de lo que comentas … ¡pues que me siento entendido y veo que todos pasamos por lo mismo!. Para mí lo principal es disfrutar y vivirlo con pasión y eso termina viéndose por parte de tus cercanos, sean amigos, familiares o compañeros/empleados (rima asonante, pero bueno). Jajajaja.

      Gracias de nuevo por tus palabricas Raquel…

      Saludicos!

  • Ey Ey, ya me tardaba pasarme a comentar pero este fin de semana no me pude conectar! (ahí tienes la rima jaja)

    Lo laboral, por mi parte el 90% de las ocasiones siempre he decidido en donde estar y aunque estar a varios proyectos es difícil por el tema del foco, si uno se organiza bien se puede lograr.

    Víctor te lo has montado muy bien y seguro seras la envidia sana de muchos bloggeros que trabajan por cuenta ajena al poder compaginarlo tan bien jaja

    En referente a lo personal, lo has bordao, es así y no hay más jeje

    En cuanto a la mi monetización, pues yo creo que si das das y das al final recibes y recibes, tu comunidad cuando ves que das no les importa tanto dar…ahora bien si solo pides…nunca recibes (me he hecho el lío pero creo que me has entendido jaja)

    Por cierto, ¿se me ha pasado algo o juraría que hoy no aparece el gato en el texto? Jaja

    Un abrazoteee

    PD: cuida ese virusín que tienes!!

    • Hola Alejandro!!

      Jajajaja, si, el gato estaba castigado mientras escribía el post pero, si te sirve de consuelo, mientras te estoy respondiendo al comentario el muy kbr… está arañándome los pies jugando con mis cordoneras. Al final se llevará una caricia … jajajaja.

      No se si seré la envidia sana de nadie pero, la verdad, salvo momentos como este en que las propias obligaciones no me dejan margen para nada, creo que lo tengo bien montado.

      Y si, si no das, no recibes. Toda la razón. Lo triste es que a veces llevas 4 años dando y cuando … va, ¡que no quería que fuese un post de malrollo!

      Enga, te mando un abrazo y sonreímos … jajajaja.

      Abraaaaazos!

  • ¡Cuántos días sin pasarme por aquí! Si es que yo también voy que no paro.

    Me han gustado mucho tus consejos. Sobre todo el último. Parece que en España nos va ésto del todo gratis, y si es internet, más aún.

    Yo creo (o quiero creer) que la mentalidad va cambiando poco a poco, y que cada vez somos más conscientes de que la calidad cuesta un dinero. Pero sí, sigue habiendo gente que como vea que intentas venderle algo va a salir espantada de ahí.

    Y además, ¿eso de huir de los enlaces de afiliado? Si el plugin/tema/loquesea te gusta y te lo quieres comprar, ¿por qué no dejar que el que te ha descubierto ese se lleve una propina? ¡Pero si a ti te va a costar lo mismo!

    En fin, que menudo egoísmo. Yo siempre que puedo utilizo el enlace afiliado de alguien que me cae bien o que me ha ayudado con su entrada, y hasta ahora no me ha pasado nada malo.

    Ainssssss.

    También estoy muy de acuerdo con el primer punto, que lo sepas. Pero se aplica tanto seas blogger como lo que sea. Aún hay muchos jefes en este país con ese tipo de mentalidad tan arcaica u obsoleta. O incluso que no quieren que mejores ya no porque otros te puedan fichar, sino por miedo a que les quites el puesto!

    Bueno, un abrazo crack!!!

    • Hola Borja!!

      Que guapo que vuelvas por aquí y que guapo ver que da igual la edad o el sector, al final todos sufrimos lo mismo. Lo de los enlaces de afiliado te digo que yo lo he visto y amigos como Javi de Monetizados me cuentan lo mismo. La gente es capaz de invertir tiempo en esquivar un enlace de afiliado. ¡WTF!

      En fin, tampoco es plan de ponerse de malrollismo, que hay que sonreir!!!

      Gracias por el regalo que para mí es cada nuevo comentario tuyo.

      Abrazos!

  • Me siento identificada en la parte de lo personal ya que tengo la suerte de estar rodeada de gente que sabe que me encanta escribir, que me encanta el Social Media y que están felices de verme ilusionada con algo. Y esa es una gasolina de calidad de la buena 😛

    • Ya te digo tía, es una pasada. Cuando los que tienes alrededor saben ver tu pasión y, aunque no la entiendan, se alegran contigo, entonces tienes un gran regalo.

      No lo desperdicies!! 🙂

  • Me has animado
    Al contar tu historia
    Y aunque del rimado
    No tengo memoria,
    “A bloggear”, me he dicho
    Bajo el sol de Soria…
    (mentira, bajo el de Buenos Aires, pero es una licencia poética, ja!)
    En serio, gracias por el aliento

    • Jajajajajajaja, que bueno, tomándote licencias poéticas y todo. Genial genial, jajajaja.

      Gracias a ti por este momento divertido, gracias a ti por pasarte por aquí y gracias a ti por Bloggear Mayra.

      Feliz día! 🙂

  • Hola Víctor!

    Llevas mucha razón en esa reflexión, añadiría algo más pero no creo que pudiera mejorar nada.

    Tan solo felicitarte por el jefe que tienes jajaja 😉

  • yo el principal problema que le veo es que me da la impresión de estar “escribiendo a la nada” jajaaj
    empece supermotivada a escribir sobre consejos para viajes, mis experiencias y otras cosas de una manera “graciosa” para un trabajo de clase y ya que estaba me propuse conseguir seguidores. pero me esta pareciendo imposible la verdad ¿como puedo hacerlo?

    • Hola Marina!!

      Que nombre más bonito, ains. Mira, lo que más y mejor funciona es disfrutar escribiendo e ir adentrándote poco a poco en el mundo del blogging. Sal ahí y empieza a leer otros blogs de viajes, cada vez que leas deja un comentario con tus experiencias y siempre pon tu web en el formulario. Así tanto bloggers como seguidores de éstos empezarán a saber que hay alguien nuevo por aquí, escribiendo sobre su pasión. Disfruta conociendo gente y verás como esa gente se convierte en seguidor y luego traerán más gente.

      Piensa que no escribes a la nada, escribes a tu audiencia y da igual su tamaño, son personas que te siguen. Tanto si es una, 100 o 0, están ahí y no puedes defraudarles. ¡Disfruta escribiéndoles cartas!

      Espero que te resulte de ayuda. Mucha suerte!

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR