Blogging

4 formas de cargarte tu post de hoy

Inconvenientes para publicar
Escrito por Víctor Campuzano

Hoy iba a publicar un artículo y, por una serie de circunstancias, he publicado este. No se si te gustará, pero por lo menos creo que vas a divertirte, Quizás aprendas algo y quizás no. Yo si he aprendido.

Si, lo se. Hoy esperabas un post con vídeo donde te contaría cómo configurar MailChimp desde cero para gestionar el newsletter de tu Blog. De hecho, durante todo el día así iba a ser así. Te lo aseguro.

Ayer hice eso que siempre debes hacer antes de querer enseñar algo: aprendértelo bien. Investigué lo suficiente y lo puse en práctica hasta conseguir integrar perfectamente MailChimp como gestor de la Newsletter de mi Blog. Así podrás ver mi nuevo “widget” a la derecha (o abajo, si accedes desde móvil) y, si no te has suscrito ya, te invito a que lo hagas y así podrás ver lo chulo que se me ha quedado …. Eso que muy prontito te contaré cómo hacer.

Total, que, con lo aprendido ayer, ahí voy yo y me pongo a grabar el vídeo de hoy donde te contaba todos los pasos para hacerlo tu en tu blog. Pero no hay podido ser, lo siento, debes perdonarme.

La suma de imprevistos …

Cuando  voy a escribir un post con video tutorial suelo calcular dos horas, entre que grabo el vídeo, lo “poco edito”, subo a Youtube, escribo el artículo que lo acompaña y publico el post. Me suele sobrar tiempo, sobre todo cuando se trata de vídeos donde explico algo que tengo reciente, porque los grabo sin ningún imprevisto: sin atrancarme, sin que suene el teléfono (o un pájaro) y sin que aparezcan tuits.

Así que, si tengo que escribir en sábado porque he agotado mi último “posturcho”, me impongo las dos horas como el máximo tiempo que puedo dedicarle al post. No, en sábado no puedo pasar más tiempo escribiendo, hay que planchar.

¿Cuándo dos horas no son suficientes?

  • Cuando te da por diseñar un Power Point bonito para introducir el contenido de tus vídeos. Y se me tenía que haber ocurrido hoy. Ahora, ¿cómo voy a empezar el vídeo sin el Power Point?, Total, si se hace en nada.
  • Cuando se te corta la conexión a Internet, en medio del vídeo. Cosa que, si te soy sincero, nunca pasa. Yo, la última vez que se me cortó Internet tenía pelo … en la nuca.
  • Cuando te da por el “ya que estamos”. Si, estoy convencido de que sabrás a lo que me refiero. Ya que estamos configuro un poquito mejor el widget antes de empezar. Ya que estamos mejoro un poquito este texto. Ya que estamos me hago un cafetito…
  • Cuando a tu gato le da por mearse. Resulta que la arena donde los gatitos hacen pipi y popo, en mi caso, está en la habitación que tenemos de despacho. Normalmente, para evitar ruidos cuando grabo los vídeos (ji ji ji), me encierro en el despacho y mi gatita, tan buena ella, suele aguantar las dos horitas sin rechistar. Salvo hoy, que a medio vídeo, me ha montado un follón de mucho cuidado. Amos, que en gatuno me ha gritado “o me abres o me meo en la puerta”.

Pues si, hoy se han dado todas esas. ¿Entiendes ahora por qué no he publicado el artículo sobre MailChimp?.

… puede no alterar el producto.

Aunque parezca una auténtica catástrofe, ahora mismo estoy acabando este post con una cervecita al lado y contentísimo porque me hayan pasado esas cosas. Me estoy divirtiendo mucho escribiendo este post. Así que, si me lo permites, quiero contarte lo que puedes hacer cuando la suma de imprevistos juega en contra de que publiques tu post de hoy:

  • Sonríe. No se si te funcionará (vale, no funciona siempre) pero intenta imaginar tu reacción si alguien te contase lo que te ha pasado hoy. Yo suelo acabar riéndome y eso me sienta bien.
  • Escribe sobre ello. Asume que hoy no es el día en que escribirás un post super-mega didáctico gracias al cual obtendrás muchos seguidores en Tuiter y suscriptores. No, hoy es el día en que escribirás “a contra-reloj” sobre lo que te ha impedido escribir lo que planeabas. Igual no sale tan malo el post. ¿Tu que opinas?
  • Mira el lado positivo. Quitando cosas muy graves, siempre suele haber un lado positivo. Yo, en este caso, estoy encantado porque ya tengo ideas y temática para cubrir todos los posts de la semana que viene. Yujuu!.

En fin, eso es lo que hay. Ha habido un momento en que casi me vuelvo loco (de ahí la imagen) pero, finalmente, vuelvo a estar cuerdo y feliz. Ahora voy a hacer la cena (pechuas de pollo con salsa de nata y champiñones y patatas fritas, por si me lo ibas a preguntar) y a tirarme en el sofá, orgulloso y contento con el día de hoy.

Y tu, ¿qué te cuentas? ¿Compartirías conmigo alguna situación que hayas vivido y que te haya puesto difícil publicar tu post? Enga! Enrrólate!

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

22 comentarios

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR