Blogging

Cómo enfrentarse a la Blogrealidad

Despertar Blogger
Escrito por Víctor Campuzano

Llega un momento en que todo blogger principiante se enfrenta a su primera crisis: una dosis de realidad. ¿En qué consiste? ¿Cómo superarla?

 Yingel bels yingel bels #blogrealidad, ojú … #blogrealidad … ojú … Jajajajajaja. No, no me gustan las navidades ni na… Eeeen fin. ¿Post de hoy? ¿Blogrealidad? A ver … veamos …

Si, permíteme reconocértelo, el post de hoy es un pequeño resumen de mi ponencia en el iDay así que, digámoslo así, le estoy echando un poco de jeta. Que le vamos a hacer, soy así… Hay que ver lo que se le puede exprimir a este tipo de eventos y no me refiero solo a la genial experiencia que se vive. Así que, si estuviste, puedes ir directamente a los comentarios. Si no, te diría que puedes verte el vídeo, pero como no salgo, pues si ese puedes quedarte un poquito aquí. ¿Vale? ¿Porfi?

Dime, ¿a que has oído hablar de eso de que la mayoría de los blogs mueren antes de acabar el primer año? Seguro que si. Pero nunca se dice en qué circunstancias se da o qué es lo que ocurre. ¿Acaso WordPress caduca a los 365 días? ¿Son 8.766 horas las que dura la pila del Blogger? ¿Acaso 525.960 minutos es el máximo que dura la determinación de un nuevo proyecto?

No, no es una cifra exacta: “antes de terminar el primer año” no significa que no pueda ocurrir al mes, o dos, o cuatro. De hecho, creo que me atrevería a decir que se da incluso antes de cumplir el noveno mes (9 meses, que cifra más bonita…).

Entonces, ¿qué es lo que ocurre para que se de esta cifra? ¿Cuáles son las razones de tan corta esperanza de vida media en el Blogging? No lo se, pero, si te parece bien, déjame contarte algo relacionado con mi propia (y cortita) experiencia… (Psssss, eh, tu, soy la versión juguetona de Víctor. Ya se que este post suena un poco feo pero espera, después del follón de la intro, encontrarás algunos consejitos que quizás te gusten. Y, si no, puedes aportar tu experiencia que seguro gustará más…)

Hacia la primera crisis de un recién-blogger.

Como te he dicho, yo no soy quien para hablarte de realidades, pues aún no he pasado esa barrera de los 31.557.600 segundos antes de que explote, pero si puedo contarte que hace un tiempo viví mi primera gran crisis como blogger. Para mí fue una dosis de realidad, que decidí llamar blogrealidad.

Son muchas las razones por las que uno decide arrancar un blog. En mi caso, he de reconocer que fue a raíz de escuchar a Carlos Bravo en un Curso para Bloggers. Su charla fue inspiradora y salí de ahí diciendo “¿y por qué no?”, “esto del blogging tiene que molar”.

1. Bloguilusión.

El primer periodo (no voy a hablar de la duración, porque depende de cada cual), que podemos llamar #bloguilusión, viene caracterizado por la ilusión de arrancar algo nuevo. Tienes mucho que hacer (configurar tu blog, adaptarlo, diseñarlo, maquearlo) y, a pesar de estar desentrenado y tener miedo a cagarla, te aborda una infinidad de ideas sobre qué escribir. No tienes visitas, nadie te lee, pero lo ves normal y como tienes mucho trabajo que hacer miras hacia ello y “pasas un poco de las visitas”.

2. Blogrelaciones

Llega un momento en que tu blog está acabado. Te encanta cómo lo has dejado y ves que ya hay un numero aceptable de posts. Estás satisfecho con algunos de ellos e incluso has tenido la oportunidad de vivir con grandísima ilusión que alguno de ellos haya sido comentado y compartido en las redes sociales.

Entonces es cuando entiendes que estás preparado y tienes que salir ahí afuera a buscar lectores, a conseguir más visitas y presentarte al mundo. Es el momento de entablar blogrelaciones. Vale, sigues sin tener visitas (¿por qué no llegan si algunos me han dicho que los posts están bien?) y tampoco muchos comentarios (¿por qué no comentan mis posts?), pero lo ves normal (no se, ¿tan normal es? ¿estaré haciendo algo mal?). Efectivamente empiezan las dudas, pero te centras en salir ahí afuera a buscar lectores y darte a conocer.

3. Blogrealidad.

Y llega, sigilosa y sin avisar, la dosis de blogrealidad. Tu blog empieza a entrar en conflicto con tu día (¿publicar o irme de cervezas con los amigos?), los números no aumentan al ritmo que deberían (¿solo 100 visitas mis mejores posts?) y empiezas a sentirte solo (Bueno, hoy no publico … total, tampoco lo van a echar en falta muchos).

Descubres que esto del Blogging no es “tan fácil” como empezaba a parecer y que el horizonte de visitas (o lo que fuese que pudiese darte lo que esperabas del blog: dinero) está igual de lejos aun cuando tienes la sensación de haber avanzado mucho.

Aquí es cuando …. Vaaaale! Basta ya!!! Si, algunos pasamos por una crisis, pero esto del blogging es muy bonito y yo, cuando la pasé, comprendí cosas que me han llevado a poderte asegurar que mi blog cumplirá años.

Cómo vencer la crisis de la Blogrealidad

Sin ir mas lejos, sin enrollarme mas, voy a compartir contigo X consejos que, aplicándomelos a mi mismo, me ayudaron a superar ese (creo que inevitable) bache:

  • Comprende cuáles son tus objetivos y ROI. Es importante que tu meta u objetivo sea realista y alcanzable pues, de lo contrario, la frustración podrá contigo. Quizás a muy largo plazo consigas vivir de tu blog, como muchos cuentan, pero, de momento, eso queda muy lejos. Si por el contrario entiendes que hay muchas otras formas de obtener beneficios, como conocer gente, que te inviten a dar charlas, colaboraciones o nuevos proyectos, entonces es muy probable que empieces a tener resultados pronto y así entrarás en un ciclo de motivación constante. ¡Marca bien tus objetivos!
  • Aprende a convivir con el miedo. El miedo es una emoción útil pero, a veces, por miedo al miedo nos vemos bloqueados y esto nos lleva a dedicar más tiempo de lo normal a escribir y publicar además de limitar nuestra creatividad. Sin embargo, si alcanzas a entender la verdad sobre el miedo, comprenderás que es como la pastilla de Son Goku y te beneficiarás de el. ¡No lo venzas, aprende a convivir con él!.
  • Desarrolla tu creatividad. El temor a la hoja en blanco es otro de los grandes enemigos del blogger. Sin duda, la falta de ideas puede llevarnos a abandonar nuestro blog aplazándo cada vez durante mas tiempo el siguiente post. Para combatirlo, desarrolla tu creatividad, aprende a ser un blogger creativo.
  • Entrénate para ser más eficiente. Como en casi todo en esta vida, hacer muchas veces algo es la mejor forma de aprender y mejorar nuestra técnica, consiguiendo mejores resultados en menor tiempo. Aplicado al mundo del blogging, puedes tener claro que cuantos más posts escribas, más rápido y mejor lo harás cosa que te permitirá escribir más o dedicar tu tiempo a cuidadar de tu comunidad (o beberte una cerveza con los colegas). Escribe muchos posts para tu blog y, cuando ya tengas muchos, escribe posts para otros blogs y verás las ventajas que puede aportarte.
  • Únete a tus iguales en una comunidad. No menos importante es que te unas y acerques a tus iguales en una o varias comunidades. Vencerás así otro de los grandes enemigos del recién-blogger que es el sentimiento de soledad. Saber que hay personas (y si las has llegado a conocer mejor) esperando tu próximo post es de los mejores alicientes que puede haber. Hay muchas comunidades por ahí, la mejor será siempre la tuya propia pero, hasta entonces, quizás te interese conocer Iron Blogger (ji ji ji, la gente se partió de la risa cuando dije: “eh, tengo que hablar de mi libro”…).

¡Y ya está! Yo creo que algo debo de estar haciendo mal porque el entrenamiento me está llevando a dedicar el mismo tiempo (la calidad no mejora mucho) y escribir posts cada vez más largos!!! Esto está bien … si quisiese escribir ebooks, pero creo que ya me estoy pasando. A este paso tendré que ponerte un sofá nada mas entrar!!! El próximo, prometido, cortito y con vídeo (ya se de qué va a ir …).

Ah! En el iDay no tuve la oportunidad de compartir y escuchar a otros bloggers, ¿cuál está o ha sido tu experiencia? ¿Estás de acuerdo con lo que digo aquí? ¿Comida o cena? Happy Blogging!!! 🙂

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Espero que te haya gustado! ¿Me permites pedirte un favorcito?

1. Participa con tu comentario

Los comentarios son el alma de este blog. Aquí se premia la participación y la comunidad es lo más. ¡Prueba!

Dejar un comentario

2. ¡No olvides compartirlo!

Se llama generosidad: si algo te gusta y puedes compartirlo, ¿por qué no hacerlo?

¡Millones de gracias! Te lo agradezco un montonazo, de verdad.

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado.

Hazte notar. ¡Participa!

*

20 comentarios

  • Hola Víctor,
    Esta primera crisis la verdad es que se hace muy dura. Yo la pasé hace poco y la soledad como bien apuntas es la gran característica que lo define todo. Eso sí, si la pasas sales muy reforzado y sabiendo que superarás la siguiente, y la siguiente…
    Al final entiendes que no te puedes obsesionar con los resultados a corto plazo y que tu compromiso con el blog va más allá que las cifras que obtienes el primer año para llegar a convertirse, como dicen muchos bloggers, en un estilo de vida.
    Un saludo y felicidades por tu ponencia!!

    • Muchas gracias Pau!!!

      Efectivamente, algo que yo no menciono pero que sin duda puedo corroborar: El blogging es un estilo de vida. ¿Cuántos no habéis parado una conversación con la frase “esto da para un post”… (Si no, por favor, decid que si que no me sienta demasiado Freak!!!) 🙂

      Me alegro que hayas pasado por esa crisis Pau, porque, como bien dices, se sale muy pero que muy reforzado.

      Un abrazo! 🙂

  • Como siempre excelentes reflexiones. Yo la verdad después de tanto tiempo he aprendido a no preocuparme por cifras y en hacer lo que a mi me gusta.

    He pasado por todas esas etapas y tras tantos años, parece que las he sobrevivido y aquí me quedo con muchos o pocos seguidores, porque esto es una escuela que no hace sino enseñarme cada día.

    PD. Si me lo permites haré enlace a esta nota en el post que tengo preparado para hoy, ya que vendrá muy bien para mi tema 🙂

    Saludos,

  • Enhorabuena por tu presentación!! Yo quiero ver ese video ya!!

    La verdad es que yo me tomé el tema de mi blog como una evolución natural a haber comenzado a leer otros, es mi terapia(no sabes la pasta que me ahorro en psicólogos!!jajaja)y no me preocupa las visitas y la falta de inspiración(actualizar una vez a la semana tampoco es para devanarse los sesos)peeeroo….ya se está gestando mi nueva criatura y en está si que mis expectativas hace que me cague viva….ainsss! Y por fin podré poner en práctica todo lo que he estado leyendo este tiempo!!

    Gracias mil!

    Chu!

  • Hola Víctor,

    esto que te comento viene a cuento del punto “únete a tus iguales”.

    Yo sigo los blogs de algunos trabajadores sociales y algunos de ellos también tienen a bien seguir a una pobre estudiante que no tiene donde caer muerta.

    La cosa es que estos tienen sus blogs es blogger (blogspot). En un lateral de la página tienen la lista de blogs que siguen. Si me siguen a mí y yo actualizo, a ellos se les mueve el enlace a mi blog a la primera posición. Tienen la lista de blogs y el tiempo que hace de la última publicación.

    La verdad es que está bien, y te lo comento porque como parece que wordpress es mejor que blogger, y esto no lo he visto nunca en wordpress, la verdad es que me parece una opción maja. ¿No se puede poner en wordpress?

    Sigue hablando de “tu libro”, haces bien 🙂

    Un abrazo 🙂

  • Hola Víctor!
    Ami eso me ocurrió con un blog que hize hace un tiempo sobre astronomía. Comencé con mucha ilusión, pero cuando vi que las visitas no subían al tercer mes me rallé mucho y simplemente lo abandoné.
    También es verdad que entonces no me informaba tanto como ahora a la hora de llevar un blog. Pero ese sentimiento lo he tenido y realmente me sentido identificado. Gran post!
    un saludo!

    • Gracias Jony!!! Me alegra un montón ver gente que ha pasado por lo mismo, por dos razones:

      1. Pues porque así veo que no estoy tan loco. Jajajajaja.
      2. También porque veo que lo has superado y has salido más fuerte de ello. Eso es bueno.

      Te deseo lo mejor con tu blog!!! Un fuerte abrazo! 🙂

  • Ahora viene cuando no me crees: justo el posturcho que estaba preparando para ti es muy parecido y ahora tendré que cambiarlo!!! Jajajajaja… Quizá te leo demasiado que hasta te leo la mente ;D

    Bromas a parte, el marcarse unos objetivos realistas con el blog es clave para no decaer. Yo publico 2 veces por semana, lunes y jueves, y a veces me gustaría publicar más post pero “me contengo”. ¿Por qué? Porque por el momento es el ritmo que me puedo comprometer a mantener. Si en algunos momentos tengo más tiempo, sé que en otros no lo tendré. Así que, como prefiero ser regular y tener marcada una publicación constante para ayudarme a avanzar, de momento me quedo con 2 😉

    Besotes desde Deutschland***

    • Hola Elisabet!!!

      Que bueno verte por aquí. Osea que tendrás tu WordPress.ORG lleno de borradores y posts programados porque seguro que habrás escrito un montón. Yo creo que es una muy buena opción porque, de verdad, la constancia y regularidad (sea cual sea la cantidad) es algo muy pero que muy importante.

      Ains tu blog, anda que no es bueno ni na. Besitos desde Murcia! 🙂

  • Bueno, pues yo tampoco he llegado a ese año, ni siquiera a los nueves meses, pero tengo la sensación de que a nuestro blog aun le queda mucho recorrido (espero).

    Creo que el problema de muchos viene de que, escriben sus artículos y a esperar que lleguen las visitas. No se, es como pescar sin “carná”.

    De lo poco que he aprendido es que, si quieres tener impacto, te toca currartelo mucho mucho y con paciencia, aceptando que vas a hacer muchas cosas mal. que al princpio se acierta poco.

    Y otra conclusión ,es que esto es una carrera de fondo, y que aunque de repente un día tengas 2000 visitas, no es que hayas encontrado la piedra filosofal, es que ha sido una casualidad.

    • Totalmente de acuerdo Javier, sobre todo en lo que de si un día tienes 2.000 visitas … ¿eso pasa? Jajajajaja.

      Solo que no hay que olvidar que, aunque hay que asumir que el camino es largo, durante éste también se dan grandes recompensas. Como este comenario.

      Un fuerte abrazo!

  • Te felicito por esta entrada Victor. Es cierto que es difícil mantener vivo un blog. Yo llevo poco tiempo y no puedo dar consejos a gente que tiene mucha más experiencia que yo en esto. Sin embargo, para mí una de las claves para librarte de bloqueos normales es escribir para ti, no para las estadísticas. Intento pasarlo bien con mis entradas y me gusta leer las de otros blogueros. Si haces algo que te gusta, es difícil que puedas dejar de hacerlo. Y definitivamente prefiero las cenas 🙂 Un saludo. Livia.

    • Totalmente de acuerdo Livia! Sobre todo en lo de hacer algo que te gusta. Efectivamente cuando es así no dejas de hacerlo, aunque en ocasiones te veas en situaciones no tan agradables.

      El caso es que, como bien dices, la clave está en hacerlo por gusto y no con un objetivo a tan largo plazo que lo haga inalcanzable.

      Gracias por tu comment!! 🙂

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Víctor Campuzano

¡Muchísimas gracias por comentar!

Has hecho algo muy grande, que lo sepas. Te estoy tan agradecido que me gustaría ofrecerte un regalo: un ebook sobre "Growth Hacking para impulsar rápidamente tu proyecto". Bueno, y algunas cositas extra que descubrirás si te suscribes. ¿Me aceptarías en tu buzón? Porfi, porfi, porfi...

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente

Víctor Campuzano

¡Ey que te mola mi blog ¿eh?!

He detectado que has visto más de 3 páginas en esta sesión y, digo yo... ¿Te está molando? Si es así, suscríbete y recibirás cada nuevo post en tu buzón, regalos exclusivos, contenido privado.. ¡Lo más de mi! ¿Quieres? ¿Si? ¡Bien!

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente