Blogging

Cómo escribir un post fácil de leer y que no te guste

Como escribir para la web
Escrito por Víctor Campuzano

Las recomendaciones sobre cómo escribir para la web pueden resultarte útiles para escribir posts fáciles de leer pero que no gusten. Al menos esa es mi humilde opinión. ¿Tu que opinas?

Menudo contraste de título, ¿no crees? Pues lo cierto que hoy, revisando antiguos posts y un poco mi (cortita pero placentera) trayectoria como blogger, he encontrado un post donde contaba/reflexionaba acerca de cómo escribir un post en 20 minutos. ¿Lo habías leído? Es una pasada el ver cómo van cambiando las cosas. Echar la vista atrás siempre es enriquecedor.

El caso es que he podido comprobar que, desde el principio, sabía que escribir un post cada 48 horas iba a requerir mucho esfuerzo por mi parte así que desde entonces ya me preocupaba leer y aprender sobre cuál podría ser la estructura perfecta para un post y cómo escribirlo.

Me preocupaba mucho (como es normal) aplicar las recomendaciones de otros bloggers y expertos, que hablaban sobre aquello que todos hemos oído: en la web, no leemos, escaneamos.

Por tanto, el éxito de cualquier blogger radica en escribir textos fácilmente escaneables, que permitan a un usuario entrar, leer, asimilar los conceptos e irse en apenas 20 segundos. Que si, que no, que caiga un chaparrón, que las nubes huelen a fresa y esta frase un borrón. ¿Ein? Pues eso, que me quedaría muy a gusto tachándolo pero no me dejo.

Recomendaciones para escribir textos escaneables

Así que, sin más, busqué hasta encontrar un famosísimo libro llamado Cómo Escribir para la Web y decidí que, como primer e ineludible paso en mi camino hacia convertirme en blogger, debía leerlo y aprender bien sus técnicas.

Algunas recomendaciones extraídas de ese libro, aplicadas a un post, serían:

  • Escribe aplicando el principio de la pirámide invertida. Esto viene a decir que los usuarios prestarán mucha más atención a las primeras líneas de tu post, perdiendo interés conforme bajan. Por tanto, las ideas clave o parte más importante debes colocarlo al principio dejando lo menos relevante para el final.
  • Utiliza párrafos cortos formados por frases cortas. Los “tochos” de texto tienen un altísimo poder intimidatorio. Son muchos los usuarios que podrán salir de tu blog sin llegar a leer el post sólo por el hecho de que hay algún párrafo largo. Así que preocúpate de usar frases fáciles de entender y cortas para formar párrafos fáciles de entender y cortos.
  • Reduce el tamaño del post. Los visitantes de Internet tienen prisa así que, por mucho que creas que tienes algo que decir, resúmelo al máximo. Eres como el afortunado al que le han concedido 60 segundos para presentar su idea a un famoso inversor: respirar sobra.
  • Rompe la uniformidad del texto. También para evitar el efecto “acho que capazo texto”, intenta usar listas (numeradas o no, eso no importa tanto) de ideas o puntos, divide el post en secciones y usa iconos o imágenes para romper la uniformidad del texto y regalar preciadas pausas a tus lectores. Te lo agradecerán.
  • También aplica el principio de la pirámide invertida vertical. Es decir, que al igual que el post debería empezar por lo más relevante, cada párrafo y frase también tendría que colocar lo más importante al principio. Para ello, se aconseja utilizar la voz pasiva o los dos puntos.

¿A que es muy fácil? Mira, es súper sencillo, déjame contarte un ejemplo:

“Al final muere: Dexter Morgan de la serie Dexter. Lo matan en la Octava temporada cuando apenas quedan personajes de la primera.

Su hijo es adoptado: por la psicópata que envenena a sus maridos con sacarinosa cafústica. Forense de la policía de Miami es la ocupación de Dexter.

Dexter es un psicópata que lleva una doble vida: forense de la policía de Miami por el día y asesino con principios por la noche..”

Bueno, igual no es la mejor construcción por las recomendaciones del libro, pero creo que podría servir como ejemplo. Ah! Y que sepas que no es lo que pasa en la serie …. ¿o si? Nooooooo ¿o si? Jajajajajaja.

Escribir el post perfecto que jamás te gustará

Sin duda en el libro hablan de que escribir para la web es una obra de arte o de ingeniería, según se mire. Conseguir textos que cumplan los requisitos y especificaciones indicados (y los que he omitido) es una obra de ingeniería que seguro que, con la práctica, terminarás dominando.

Arte, por el contrario, es conseguir que un usuario potencialmente estresado y con prisas entre en tu blog y, a pesar de sus prisas y de que odie leer en una pantalla, decida tomarse unos minutos para leer secuencialmente tu post y, al terminar, le quede una sensación agradable.

Eso si es arte y no tiene explicación ni método, cada maestrillo con su MacBook Pro-lillo (pa que rime). Simplemente lo conseguirás en algunos posts y en otros no pero ten por seguro una cosa: un servidor prefiere mal contar una historia que bien contar una receta.

¡Y ojo que me encantan las recetas! Solo digo que, con todo mi cariño y respeto, yo he optado por contar historias y me gusta, me siento cómodo. Tu tienes la oportunidad de escoger tu propio método. Puedes incluso usar una suma de ambas y seguro que será buena. No, será tu método, tu librillo y, por tanto, será la mejor para ese pequeño mundo que es tu blog.

Hazte fuerte “in your own stlyle, o sea”, y llévalo hasta el final. “Me creo” que es sobre eso sobre lo que quería hablar. La verdad es que ya no estoy muy seguro … ¿tu que opinas? ¿Redactar para la web o redactar para tus lectores? ¿Escribir para facilitar o escribir para contar? ¿Escuchar música clásica para concentrarte o a “El Fary” (mano en el pecho, que gran hombre) para activarte? Cuenta cuenta!!!

Actualización de Diciembre de 2015

Además del libro sobre “Cómo escribir para la Web”, ahora está muy de moda hablar del Flesch-Kincaid Test, una fórmula que determina la facilidad de lectura de un texto.

Como podrás comprobar en este artículo de mi blog, utilizar frases de pocas palabras y palabras de pocas sílabas puede mejorar tu puntuación SEO.

En contrapartida, seguirás minando tu creatividad y capando tu capacidad de redacción fluida además de restarle personalidad a tus textos.

Por eso, años después, sigo pensando que mejor tener tu propio estilo o buscar un equilibrio entre personalidad y recomendaciones.

¿Qué opinas tú?

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

11 comentarios

  • Como te decía en el otro post. El usuario típico de Internet quiere información rápida de leer y procesar, por eso el tema de las 1000 palabras es mucho texto y ese consejo de “Reduce el tamaño del post” no aplicaría para aquellos que se van de explicaciones y temas con tal de llegar a la meta…

    Creo que consejos sobre cómo escribir para la web hay muchos y un montón, lo que a la final hay que hacer es ser leal con uno mismo. Si te va escribir más de 1000 palabras en cada post, pues bien por ello. Si con 500 llegas a decir lo que quieres decir, pues genial. Pero si a la final solamente necesitas 140 caracteres, pues mejor aún. No te enrolles, busca lo que mejor te convenga para expresarte y se bueno en ello. A la final esto no lo sabrás hasta que lleves un tiempo siendo blogger.

    Me parece genial este tipo de consejos 🙂

    Un abrazo 🙂

    • Para genial tu comentario Diana!! Sin duda has bordado tu resumen: se tu mismo y si te va contarlo en 140 caracteres, entonces hazlo y estará bien.

      Muchas gracias como siempre! 🙂

  • Algo que no se suele tener en cuenta es que un post no es una carta, sino un cartel. De ahí, lo de escanear.

    No sólo la lectura vertical es distinta de la lectura horizontal, sino que además, un post tiene que tener una estructura gráfica que se agradable a la vista (incluso aunque no se entienda lo que se diga).

    Lo que yo denomino posts-ladrillo o post-sábana pueden estar escritos con la mejor de las literaturas que serán poco leídos…

    Ah! Y también necesitan respirar un poco…

    • Exactamente eso es lo que se cuenta en el libro #Jerby, muy acertado tu comentario. Aunque, como para gustos colores, también los hay que les gusta leer un “pequeño relato” como post.

      Saludos! 🙂

  • Se que soy de esas rarillas que adora los artículo largos pero… que le voy hacer!! Me gusta que cuando la gente hable de un tema lo toque a fondo y no se deje nada en el tintero 🙂
    Es obvio que ya más de mil palabras es demasiado pero para eso están las series y el poder ir enlazando unos post con otros.

    No obstante, reconozco que soy de las pocas, hoy en día la gente no tiene tiempo para nada y lo de leer en diagonal se lleva mucho.

    Aún así, cuidado, los post cortos pueden ser un arma de doble filo, de nada sirve que puedas leer mucho en poco tiempo si luego no te aporta nada.

  • Yo lo hago Carooolinaaaa styleee oohh ohhh oohhhh! Es decir, atropellado, inconexo e interrumpiendóme a mi misma!!Pero es por eso que se vuelca el mundo!!jijijji

    Con el nuevo prometo mantener al caos encerrado una celda de máxima seguridad…casi seguro!!

    Me alucina la gente organizadita, la miro con cara embobada pensando “mira, mira que majo” XD

    Chu!

  • Lo cierto es que yo sólo he pensado en la estructura y organización de un artículo cuando escribo un tutorial de alguna aplicación, de lo contrario simplemente me dejo llevar. Quizás no deberia hacerlo asi, quizás debería pensarlo más… Pero bueno, sobre la marcha y con el tiempo serán los propios lectores los que me digan o me dejen intuir si lo estoy haciendo bien o mal… o me quedo sin lectores jajaja que todo puede ser.

    Un saludo y feliz fin de semana para todos 🙂

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies