Blogging Marketing Online

Gamificación y Blogging. Convierte tu blog en un tablero.

Gamificación y Blogging
Escrito por Víctor Campuzano

La idea de convertir tu blog en un tablero de juegos donde, además de ofrecerles contenidos de interés, tus lectores encuentren formas de divertirse y retos que despierten su curiosidad puede resultarte atractiva. A mi me lo lleva pareciendo desde hace tiempo incluso ya he hecho pruebas en “mi laboratorio” y, lo que es pintar, no pinta mal. Eso si, antes de ponerte manos a la obra, te aconsejo que leas este post.

La idea de convertir tu blog en un tablero de juegos donde, además de ofrecerles contenidos de interés, tus lectores encuentren formas de divertirse y retos que despierten su curiosidad puede resultarte atractiva. A mi me lo lleva pareciendo desde hace tiempo incluso ya he hecho pruebas en “mi laboratorio” y, lo que es pintar, no pinta mal. Eso si, antes de ponerte manos a la obra, te aconsejo que leas este post.

¿Qué es eso de Gamificación?

La Gamificación, tal y como se define en este artículo de la Wikipedia, consiste en utilizar la filosofía y mecánica de los juegos y extrapolarlo a medios o situaciones que, por norma general, son más aburridos o más lejanos al juego.

Vamos, en pocas palabras (y a riesgo de ser linchado por los expertos)Gamificación es convertir cualquier cosa en un juego. Esto significa que cualquier cosa, sea lo que sea, si le añadimos los componentes básicos de un juego (reglas, competición y premios) la estamos gamificando.

Esto es algo que se lleva haciendo ya mucho tiempo y que, incluso en el Marketing, tampoco es tan nuevo como se piensa. Incluso hay quien dice que la Gamificación está muerta.

¿Tienes niños? (Yo todavía no pero…) Es posible que te suenen cosas como “las caras sonrientes”, los puntitos rojos, etc. ¿Verdad? Pues bien, si está demostrado que es más fácil aprender y educar mediante juegos, ¿por qué no hacerlo también con los adultos?.

El potencial de la Gamificación, en términos de marketing es que es una herramienta muy potente para conseguir una motivación extra y mayor interacción por parte de tu audiencia. Además, tiene también un carácter viral donde unos participantes inviten o reten (mejor este último) a sus amigos y conocidos al juego.

La motivación, ¿jugar por jugar?

A los adultos también nos gusta jugar(esto merece una pausa, ji ji ji ji).

 

A los adultos también nos gusta jugar y, unos mas que otros, solemos estar predispuestos y abiertos a los juegos.

Pero, desde mi humilde opinión, conforme vamos creciendo vamos construyendo un filtro de bloqueo a esa predisposición. Cuando somos pequeños, si nos dicen “¿juagmos a esto?”, nuestra respuesta es SI espontánea e incondicionalmente. Conforme crecemos, comenzamos a preguntar “¿en qué consiste el juego?” antes de responder que SI. Después jugamos por jugar siempre y cuando pensemos que, a priori, el juego es potencialmente divertido y tenemos habilidades para participar. Y así hasta un momento en que incluso “ponderamos” lo que vamos a obtener del juego. ¿Solo diversión? Depende del momento.

Con lo cual, entiendo que existen dos componentes directamente relacionados: esfuerzo y premio. Esto parece ser algo así como la economía del juego. ¿Qué si estoy dispuesto a jugar? Depende del esfuerzo que requiera y del premio que pueda a conseguir.

¿Gamificación en un blog?

¿Resulta interesante la Gamificación en un Blog?. ¡Buena pregunta! No he dudado en ningún momento que ibas a hacérmela. ¡Sumas tres puntos!

De antemano te diré que interesante si que resulta pero, eso si, con muchos matices. Está claro que, como bloggers, todos tenemos nuestras aspiraciones, objetivos y “lo que nos gustaría que un visitante hiciese tras aterrizar en nuestro blog”.

Por tanto, para ver si sería interesante implementar la Gamificación en nuestro blog, deberemos analizar:

  • Lo que queremos conseguir (objetivos). Debemos partir haciendo una lista ordenada de objetivos que queremos conseguir. Estos objetivos pueden ser la escritura de un comentario, compartir en redes sociales, leer otro artículo más, reproducir un vídeo o incluso rellenar un formulario.
  • El esfuerzo que supone para el lector. Antes hemos ordenado la lista por el valor que tiene cada objetivo para nosotros. Ahora, debemos ordenarla en función del esfuerzo que requieren para el visitante. Lógicamente, no es lo mismo pinchar en un like que verse un vídeo de 15 minutos o escribir tus datos en el formulario. ¿Verdad?
  • El premio que puede conseguir. Este aspecto es también crucial. Nadie se verá 100 vídeos por conseguir un euro, ni siquiera si los vídeos son buenos. Los vería porque le aportan conocimiento pero, si le decirnos que lo haga por conseguir un euro, no se los verá. (¿Pillas lo que digo? Toma, 3 puntos más) Has de definir un premio suculento y acorde al esfuerzo que requiera conseguirlo (o por lo menos participar).

Solo encontrando el equilibrio perfecto entre estos tres factores conseguiremos tener éxito en nuestro propósito. Enga, piopia esto.

Por ejemplo, si yo implantase en mi blog la Gamificación, creo que tendría que ofrecer algo muy suculento para incitar a la participación. Sin embargo, si un Blogger famoso lo hiciese, seguro que obtendría mucha participación solo por conseguir figurar entre los 10 usuarios más participativos en el blog.

Ahora bien, aunque solo obtendrás una participación del 2 % (no es una cifra documentada) con respecto a cuando hay premios, también puedes proponer juegos para “jugar por jugar”, siempre y cuando el esfuerzo sea mínimo.

Dos formas distintas de Gamificación en Blogs.

La verdad es que no sabía cómo llamarlas pero se me ocurren dos formas de convertir tu blog en un tablero de juegos.  Cada una de ellas puede tener miles de variantes, no lo se, quizás tu quieras aportar algo más.

  • El método “improvisado”. Si eres lectora habitual de mi blog ya habrás visto ejemplos de esta forma. Yo no puedo evitar introducir algunos elementos en mis artículos retándote a hacer alguna cosa o despertando tu curiosidad diciéndote que he ocultado un mensaje en determinado artículo. En este caso, no busco un objetivo ni tampoco lo planifico, simplemente me surge la idea y lo suelto. Pero, como requiere de una acción adicional, puede resultarte divertido y además obtienes un pequeño premio (aunque solo sea satisfacción), podemos llamarlo “Gamificación”.
  • El método “mecanizado”. Digamos que este método es mas puro y más acorde con la definición de Gamificación. Consiste en la definición de un sistema de puntos, retos, objetivos, rankings y la gestión de todos ellos consiguiendo insignias, sumando puntos por cada acción, etc. También supone la definición del premio. Exige la creación de una mecánica de juego y del soporte para que pueda llevarse a cabo. Amos, algo “más currao”.

Dependiendo de en qué grado quieras implantar la Gamificación en tu blog, tendrás que optar por una u otra. Para la primera, no necesitas absolutamente nada más que la imaginación y dejarte llevar. El último párrafo de este artículo es un ejemplo de “Gamificación chapucerilla by Víctor Campuzano” je je je.

Dos plugins de Gamificación para WordPress.

Vale, o sea que pasas de mi forma chapucera y quieres algo más profesional, majo, sólido, chulo, rechupi, fácil, masticado y funcional. Vaaaaale. Pues “continue reading”.

Como no, me he molestado en investigar acerca de plugins de WordPress que te ayuden a implantar de forma sencilla un sistema de Gamificación en tu blog y, aunque hay más que hormigas en un panal, he optado por mencionarte estos dos.

  • Captain Up. Bonito, sencillo, con dibujitos y apariencia parecida a los dibujos animados. Te permite, como los otros, crear un ranking y definir insignias y establecer puntos por acciones. Hay un plugin para integrarlo muy fácilmente con WordPress.
  • PunchTab. Este parece más profesional y quizás un poquito más complicado de implementar. También tiene un aspecto más serio así que, depende del tipo de blog que tengas, quizás sea tu opción.

Para terminar …

Bueno, pues hasta aquí el post de hoy acerca de Gamificación y Blogging. Ahora, quiero proponerte un juego. A ver, no es que esté buscando mi propio interés, es que creo que un experimento de juego es la mejor forma de acabar este artículo. ¿no crees? ​

¿Quieres que escriba un post con vídeo tutorial acerca de cómo instalar, configurar y hacer funcionar cualquiera de las dos opciones anteriores? Pues solo tienes que comentar o compartir este artículo en las redes sociales. Si sumamos 50 “interacciones” entre tuits, comentarios, “masunos” y “me gustas” (tu, y solamente tu) entonces lo haré encantado. Si no, pues lloraré a moco suelto. Ah! Si comentas, igual quieras hacerme una corrección muy obvia que seguro habrás pensado al leer el artículo. ¿Te has dado cuenta?.

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

26 comentarios

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies