Marketing Online Reflexiones

Los inconvenientes de hacértelo tu mismo II: Usabilidad

usabilidad-web
Escrito por Víctor Campuzano

Analicemos por qué la usabilidad es tan importante en un web y los efectos negativos que provoca no tenerla en cuenta, sobre todo si te haces tu propia web usando productos como 1&1 Mi Web. Que conste que no es un ataque personal a estos productos, sino un ejemplo. Es igualmente aplicable a Wix.com o si te la haces con Dreamweaver…

¡Hola de nuevo! Creo que ya iba siendo hora de continuar esta serie así que me he puesto el mono de trabajo y manos a la obra. He leído el post anterior, Los inconvenientes de hacértelo tu mismo, y me ha servido para recordar lo que sentí y las razones que me motivaron a escribirlo.

Hoy toca hablar de la usabilidad, un concepto que, aunque todos hayamos oído hablar de él al menos una vez, no está tan claro como parece.

Empecemos con la Señorita Usa Bilidad.

En la Wikipedia, podemos encontrar el concepto de Usabilidad definido así:

Se refiere a la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta particular o cualquier otro objeto fabricado por humanos con el fin de alcanzar un objetivo concreto.

Ver Usabilidad en la Wikipedia

A grandes rasgos, el grado de usabilidad de un Sitio Web es el grado en que ese Web es humanamente utilizable. (uff, este suena peor que el de la Wikipedia!). Lo que quería decir es que es el grado en que una web es rápida, fácil de usar, fácil de aprender a usar, ordenada, bonita y que satisface las necesidades por las que un visitante ha entrado en ella. .Ahora mejor, no?.

Aunque parece que estamos hablando de un concepto técnico, marcado por estándares que hay que cumplir (que si, es así), volvemos a vernos en una necesidad que ya mencione en el primer capítulo: EMPATIZAR.

Empatizar con Mr. X y Mrs. X y su hermano, primo, sobrino, amigo, vecino, enemigo, la tia perica, el chache Paco, Roberto el de la serrería que se casó con Federica la coja y tuvieron dos hijos que se fueron del pueblo porque en Madrid la ADSL estaba a 40 €.

Si ya, cuando conoces muy bien a una persona y la situación que está viviendo, empatizar puede resultar difícil, imagina hacerlo con muchísimos que no conoces de nada, ni su edad, ni su cultura, ni su color de pelo, ni el ánimo con el que se han levantado hoy. Sin embargo, estos aspectos si que van a influir en su decisión de comprar en tu web, leer lo que escribes, contratar tus servicios o marcharse al cabo de un segundo.

Ahí está la verdadera dificultad de hacer una web bien hecha: tiene que convencer por sí sola y agradar a un conjunto indefinido de gente muy dispar entre sí.

Por tanto, debes basarte en los estándares y las conclusiones que arrojan numerosos estudios realizados al respecto con el fin de tu web sea “amigable, bonita y fácil de usar para la mayoría de tus visitantes” y que su experiencia, mientras navegan por ella, sea satisfactoria y agradable.

Curar una hernia con un tabique de yeso blanco y gotelé fino

Éstos estudios nos cuentan que la mayoría de los visitantes salen del sitio web en los primeros 5 segundos y que no la leen sino que la escanean, y lo hacen en forma de F (primero el título, luego el subtítulo y luego en vertical las primeras palabras de cada párrafo). También nos dicen que el usuario debe aprender a usar la web en un periodo mínimo de tiempo o se irá y que debes facilitarle en cada momento información sobre dónde se encuentra, hacia dónde debería ir ahora y cómo hacerlo. Éstos estudios nos aseguran que existen determinados colores que incitan más a la compra, que existen determinados lugares donde un usuario es más probable que haga clic y otros muchos donde apenas mirará.

Lo más importante de todo ello es que estos estudios los conocemos los que trabajamos a diario en la construcción de sitios web, igual que estudios sobre calidad de la madera los conocen los carpinteros y los médicos conocen qué nuevos medicamentos están funcionando mejor con determinados casos.

Estas normas no tienes por qué conocerlas tu, empresario experto en tu actividad y sector y por tanto es muy probable que no las apliques cuando diseñes tu web con esas herramientas que te lo ponen tan fácil. Pero el hecho de que no los conozcas, porque no necesitas conocerlos, no implica que no vayas a sufrir las consecuencias de no aplicarlas ni que los visitantes de tu web no se vayan a sentir perdidos en algún momento o que no sepan cómo realizar algo.

Ahora ya puedes escoger tu camino.

Como siempre, eres libre de escoger el camino que más te plaza y ten por seguro que el camino que escojas es una correcta elección. No quiero que pienses que estoy diciendo “tonto el que se la haga”. Para nada. Lo que estoy diciendo es que yo elijo pedirle a un médico que me mire la garganta porque reconozco que no tengo ni idea de si es amigdalitis o faringitis y no me apetece que la dolencia dure más de la cuenta. También decirte que me compré un mueble de baño en Ikea y lo monté yo mismo y me fue muy bien (bueno, hasta que taladré una tubería para asegurarlo en la pared y tuve que llamar al fontanero para que lo reparase).

Al igual que yo, tu tienes la elección de olvidar estos aspectos y confiar en que el contenido de tu web es tan bueno que al usuario no le importarán las carencias en aspectos de usabilidad. También puedes elegir dedicar tu valioso tiempo en investigar y documentarte acerca de estos aspectos para que tu web sea mejor o puedes pedir consejo a un experto. Cualquier camino que escojas será bueno porque será el que tu has escogido.

 

Así termino la segunda entrega de Los Inconvenientes de hacértelo tú mismo. Se que mi postura puede resultar un poco extremista. La verdad es que hasta a mí me lo parece. Por eso, te invito a que escribas la tuya, incluso si resulta ser todavía más extremista que la mía. Estás invitado!

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR