General

Paso a Paso. Montaje de un servidor "seguro" de correo, DNS y Web. Instalación del sistema operativo.

Como sistema operativo, por supuesto, hemos escogido Linux. Pero ahora hay que elegir entre una infinidad de distribuciones disponibles. Lo cierto es que esto va en gustos. Yo he barajado las siguientes opciones:

  • Fedora Core. Fedora Core 9 incluye lo último en software libre y de código abierto. Basada en Red Hat, es la distribución que más me gusta para equipos de Escritorio. Sin embargo, todo hay que decirlo, mi opinión es que su facilidad de uso da demasiadas configuraciones por supuestas. En su opción de instalación mínima están incluidos bastantes paquetes y servicios.
  • Ubuntu Linux. Basado en Debian, creo que es la distribución más de moda hoy en día. Lo cierto es que hay una versión Server muy interesante. La única razón de que no optase por esta distribución es simplemente cuestión de gustos.
  • Debian. Para mí, la mejor distribución. La instalación mínima apenas consume unos cientos de megas, la facilidad de usar apt-get y la seguridad de que van retrasados en los paquetes porque se esfuerzan por la seguridad.

El ganador indiscutible, Debian. A continuación, podrás ver un resumen de los pasos seguidos para instalar esta distribución en su opción mínima, a partir de la cual construiremos nuestro servidor.

Puesto que la instalación es realmente sencilla, quitando las posibles complicaciones que te puedas encontrar para configurar el Hardware, no vamos a hacer un “Step by step” estricto, sino que vamos a ir comentando solo aquello que pueda resultar interesante. El resto de opciones se han dejado por defecto.

Solo quiero aclarar que instalamos sobre una máquina virtual creada en VmWare ESXi, con lo que yo no me he encontrado ningún problema de Hardware.

Pues ahí vamos.

Como mi intención es la realizar una instalación mínima, no he descargado los DVDs completos de Debian sino que he optado por la imagen de CD mínima, para instalación en Red. El inconveniente es que necesitas estar conectado a Internet para realizar la instalación pero descargas solamente lo que necesitas, con lo que estás optimizando los recursos y contribuyendo a que no se colapsen los servidores.

 

Una vez descargada, yo no he necesitado grabar el CD porque he enlazado la unidad de CD de mi máquina virtual a la imagen ISO descargada. Si no entiendes conceptos como máquina virtual te aconsejo que preguntes a Google sobre virtualización y te documentes un poquito sobre este apasionante mundo.

A lo que íbamos. lo normal, en esta pantalla es pulsar Enter e iniciar la instalación. Yo, sin embargo, me he dado un paseo por las opciones y he escogido una que me ha parecido interesante. La de la configuración de la pantalla. Para tener más área de pantalla, inicia la instalación con el siguiente comando:

linux vga=791

Como se trata de la instalación mínima, es necesariamente en modo texto.

 

A continuación, deberemos seleccionar las opciones de idioma, configuración de teclado, etc. Prestaremos especial interés en la opción del particionamiento en disco. En mi caso, el servidor solo tiene un disco duro y prefiero el particionamiento guiado, dejando que la instalación decida los tamaños de las particiones. Lo que si le pido, en una opción posterior, es que separe  /home en una partición independiente. Esto es porque planeo alojar bajo ese árbol todos los documentos de cada dominio que aloje. Por ello, al aislarlo, si se llenase no provocaría el colapso del sistema. Cualquiera puede elegir su método de particionamiento y te invito a que “juegues” con las distintas opciones y escojas la que mejor te interese. Por supuesto que no forma parte de este tutorial explicar detalladamente este asunto.
Una vez especificadas esas opciones, se procederá a escribir los cambios en el disco creando los sistemas de ficheros. Tras ello, se procederá a formatear las particiones e instalar el sistema base mínimo en cualquier sistema Linux. Una vez terminado, deberemos especificar las opciones del gestor de paquetes y apt. apt nos hace la vida más fácil cuando tenemos que actualizar nuestro sistema, instalar nuevos paquetes, etc. En las opciones, deberemos especificar que servidor queremos utilizar. Yo suelo usar siempre el de rediris.

 

Después, tendremos la opción de enviar anónimamente estadísticas a los desarrolladores de Debian sobre los paquetes que más usamos. Esta información tiene influencia sobre ciertas decisiones, como qué paquetes deben incluirse en el primer CD de la próxima distribución. Aconsejo responder “si” a esta opción, considero que tenemos la obligación moral de ayudar en lo que podamos a la comunidad. Y después de alguna pantallita más, se nos preguntará sobre los programas que queremos instalar en nuestro sistema. Por supuesto que ni uno más, nada de nada. Dejaremos limpio nuestro sistema e iremos instalando sólo lo que necesitemos.
Ya solo quedarán algunos pasos, entre los cuales tendremos que especificar las claves del usuario root y crear un usuario nuevo. Aceptaremos el resto por defecto, incluso la opción del Gestor de Arranque, llegando al final de todo a una pantalla que certifica nuestro primer éxito. La instalación se ha completado, debemos reiniciar el sistema.

Y listo, ya hemos instalado Linux, es muy fácil. Recuerdo hace años que este proceso podría durar horas y más de un calentamiento de cabeza. Hoy en día, cualquiera puede instalar Linux porque los desarrolladores han realizado un trabajo excelente consiguiendo que la instalación sea, a mi entender, incluso más intuitiva que la de Windows.

Una cosa importante que debemos hacer, en cuanto iniciamos nuestra primera sesión, es actualizar el sistema. Posiblemente, desde el momento en que se crearon las imágenes de cd hasta ahora, hayan salido muchas actualizaciones críticas que conviene tener instaladas. Por ello, como usuario administrador, ejecutaremos esta secuencia de órdenes:

# apt-get update

……

# apt-get -y upgrade

……

Al finalizar la instalación, es muy probable que debamos reiniciar el sistema para que el nuevo Kernel se arranque y los cambios queden efectivos.

Otra cosa importante es tener un buen editor de ficheros de texto, ya que vamos a trabajar mucho con este tipo de archivos. A mí, el que más me gusta es vim.

# apt-get install vim

….

Y deberemos editar el fichero de configuración para activarle, por comodidad, el marcado de colores. El fichero de configuración de vim en Debian está en /etc/vim/vimrc y solo tendremos que “descomentar” (eliminando el carácter ; al principio) la línea que dice syntax on.

 

 

Y bueno, estoy es todo por hoy. Ya tenemos un sistema Linux Debian muy básico a partir del cual empezaremos a construir hasta que logremos convertirlo en el servidor que deseamos.

En la próxima entrega, veremos como instalarle y configurarle el OpenSSH, para que podamos acceder de forma remota al sistema.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Espero que te haya gustado! ¿Me permites pedirte un favorcito?

1. Participa con tu comentario

Los comentarios son el alma de este blog. Aquí se premia la participación y la comunidad es lo más. ¡Prueba!

Dejar un comentario

2. ¡No olvides compartirlo!

Se llama generosidad: si algo te gusta y puedes compartirlo, ¿por qué no hacerlo?

¡Millones de gracias! Te lo agradezco un montonazo, de verdad.

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado.

Hazte notar. ¡Participa!

*

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Víctor Campuzano

¡Muchísimas gracias por comentar!

Has hecho algo muy grande, que lo sepas. Te estoy tan agradecido que me gustaría ofrecerte un regalo: un ebook sobre "Growth Hacking para impulsar rápidamente tu proyecto". Bueno, y algunas cositas extra que descubrirás si te suscribes. ¿Me aceptarías en tu buzón? Porfi, porfi, porfi...

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente

Víctor Campuzano

¡Ey que te mola mi blog ¿eh?!

He detectado que has visto más de 3 páginas en esta sesión y, digo yo... ¿Te está molando? Si es así, suscríbete y recibirás cada nuevo post en tu buzón, regalos exclusivos, contenido privado.. ¡Lo más de mi! ¿Quieres? ¿Si? ¡Bien!

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente