Reflexiones

¿Y si me copian?

Copiando posts
Escrito por Víctor Campuzano

Tras leer un artículo de Blog&Beautiful donde Rut cuenta su experiencia al descubrir que le copian sus artículos, no he podido evitar investigar y reflexionar sobre el tema. Compartido contigo. 🙂

Hoy me he servido de un artículo de Rut, de Blog&Beautiful para inspirarme y escribir este post. En su artículo, Rut nos cuenta su impresión al haber descubierto que otra chica … bueno, digamos que se inspiraba mucho muchísimo en los posts de Rut para los suyos.

Tanto que incluso podrían considerarse copias iguales. Es curioso el artículo y te recomiendo que te lo leas porque verás cómo, de primeras, la cosa puede llegar a cabrearte mucho y mas tarde es probable que concluyas con un: “tampoco es tan malo, será que algo estoy haciendo bien”.

Aquí tienes el artículo completo de Rut.

¿Tengo miedo de que mi contenido sea plagiado?

Pues si, no he podido evitar hacerme esa pregunta cuando incluso antes de acabar de leer el post ya estaba entrando en google para buscar texto de mis últimos posts. Al verme como un perro de caza olfateando excitado (de nervioso, pillín) en busca de una pista, me he frenado y me he dicho: “tío, date una ducha fría”. No, perdón, me he dicho: “tío, ¿realmente te importa que copien tu contenido?”.

Difícil pregunta. Mi primera reacción ha sido de pura curiosidad, como la que mató al gato. No he podido evitar (quizás por ego) pensar o casi dar por sentado que mis alguien debía estar copiándome. Menudo bajón al descubrir que mis contenidos están mas solos que la una… O menudo subidón. No se, sigo sin aclararme.

El caso es que he descubierto que no me importa. Si me copian será que molo mucho y si no me copian será que soy tan original y molo tanto que nadie quiere hacerme la puñeta. Todo es cuestión de cómo quieras verlo, ¿verdad?

El plugin para “dificultar” el plagio en tu blog

Por si se da el remotisísimo caso en que llegase a preocuparme que copien mis contenidos, he estado investigando un poquito y he encontrado un plugin (bueno, varios, como siempre) muy chulo que dificulta a tus visitantes la posibilidad de copiar tus contenidos.

Digo dificulta porque lógicamente en esto de Internet es muy difícil conseguir una protección absoluta pero si que puedes optar por dificultar la tarea. Amos, que le cueste un poco más que seleccionar, copiar y pegar.

El Plugin en concreto se llama WP-Content Copy Protection y tiene tanto una versión gratuita como de pago. El funcionamiento es muy básico: desactiva aquellas interacciones que el usuario necesitaría para copiar tu texto, como por ejemplo el clic derecho del ratón.

El funcionamiento es tan sencillo que no he querido explicar nada referente a instalarlo, activarlo y listo. Espero que me perdones…

Formas de detectar si tu contenido ha sido copiado

Si, por casualidad, te da la vena curiosa y te estás preguntando en este momento si tu contenido estará siendo copiado o no, aquí tienes dos formas para comprobarlo:

  • Pregúntale a Google. Abre una pestañita con tu post y otra con Google. Entonces copia una frase cualquiera de tu artículo y búscala entre comillas. Si te salen resultados, comprueba si se trata de una copia de tu artículo. Repítelo con varias frases de un mismo post, para por si acaso.
  • Utiliza alguna herramienta que automatiza lo de preguntarle a Google. No es por jorobar, pero es que la herramienta lo que va a hacer es eso, preguntar muchas veces por muchas frases de tu artículo a Google. Creo que la más usada es CopyScape.com aunque también te sugiero que visites este post donde te cuentan 7 herramientas para detectar el plagio.

La verdad es que yo hasta ahora no me había planteado nada acerca de si me copian los posts. Sencillamente ni se me había pasado por la cabeza que nadie necesitase copiar mis posts ni que éstos fuesen susceptibles de ello. Pero por culpa de Rut, ahora me veo escribiendo sobre ello y sin saber exactamente cual es mi postura. Lo sabré cuando me pase.

¿A ti te han plagiado algún artículo? ¿Cómo lo detectaste? ¿Qué hiciste después? ¿Alguna vez has comido arroz duro? ¡Cuenta cuenta!

 

 

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

39 comentarios

  • Hola Victor!

    Tema interesante donde los haya, porque, como bien has dicho, te produce unos pensamientos enfrentados.

    En mi experiencia sí que he tenido el problema/bendición de que me copien los artículos.

    La mayoría de veces son por páginas que los publican automáticamente nada más ser lanzados en mi página. Eso lo hacen a través de plugins que los copian de forma automática a través del RSS.

    Otras veces han sido a posteriori porque se han tomado la “molestia” de modificar mis artículos muchísimo! vamos, mis enlaces de afiliados a los suyos y ya! Lo que es a más mala idea todavía.

    Sea de una forma o de otra (la segunda jode más sin duda! ups, perdón por el “sin duda” :-P) el caso es que puedes pensar las dos cosas que comentas: Me gusta que pase esto o no?

    En principio a mi me gustaba… Es decir, si me copian quiere decir que es contenido interesante para alguien e incluso mola más cuando quedaban en el artículo copiado mis enlaces de afiliados (más posibilidades de que la gente pulse en ellos).

    Me sensación empezó a cambiar a raíz de mi peluche favorito… el pingüino! Pese a todo lo que promulga este animalito de que luchan contra el contenido duplicado y demás, a mi en vez de pingüino me salió rana! Es decir, si buscaba mis artículos, indexaban antes en los blogs que me los copiaban que en el mío! ¿por qué? Debe ser que como copiaban de muchos más blogs, tenían una frecuencia de actualización muy alta, lo que también le pone a Google.

    En fin, parece que les gustaban más esos blogs que el mío original, y eso sí que me enervó! Si busco el título exacto de mi artículo sale en los resultados el copiado antes que el mío??

    Ahí busqué soluciones y la verdad es que encontré la definitiva. Google tiene una web para denuncia de contenido duplicado que la verdad es que funciona bastante bien. Si me lo permites adjunto el enlace aquí donde está todo el detalle sobre cómo va (ya os estoy dando bastante la chapa como para explicarlo aquí!):

    http://www.monetizados.com/eliminar-articulos-copiados-sin-autorizacion.html

    Ahí dejo mi experiencia en forma de tochaco!

    Un saludo crack!

    • A ver…… vale, ya no estamos en horario infantil: Ole tus huevos Javi! 🙂

      ¿Que si te permito incluir el link? Por favor, te lo agradezco tanto como el currado comentario que aporta muchísimo. Has convertido un post de reflexión, digamos de los flojitos, en algo interesante y que aporta a cualquier blog que se pasee por aquí.

      Mil gracias Javi!! 🙂

  • jajajajaja

    A mi que me van a copiar si no tengo ni un triste widget bonito???XDD

    Eso si, he inspirado a otra bloguera(a la que adoro y admiro) que me ha pedido permiso para escribir otra entrada como mis vidas paralelas…majisima, y eso es lo que yo haria en ese caso, no se me ocurriria hacerlo a espaldas de nadie, y menos aqui que nos conocemos todos!!Y las mentiras se pillan a un golpe de ratón!

    No creo que utilice las herramientas…pero Rut fijo que si!

    Chu!!

    • Cierto, tu mérito no ha sido reconocido y es un auténtico delito por mi parte.

      Encima demuestras que me lees y yo pensando que no lo hacías. Que fuerte, no tengo perdón. Soy lo peor….

      No se como lo haré, pero compensaré esta falta de consideración por mi parte!! 🙂

      Prometido! 🙂

  • Muy buen post Víctor!
    Hace poco me pasó algo parecido porque me plagiaron uno de los post que más éxito ha tenido en mi blog. Mi caso se resume en que les pedí amablemente que me citaran como fuente, porque yo tengo una licencia creative commons en la que permito compartir el contenido siempre que se cite mi autoría, no se haga un uso comercial y se comparta igual, sin embargo decidieron eliminar el post y me pidieron disculpas.
    A raíz de eso, escribí este post Sos, me han plagiado que aprovecho para compartir con vosotros para que sepáis los derechos que tenemos frente a nuestros contenidos.

    Feliz día 😉

  • Hola Victor.
    Yo también he utilizado recientemente la herramienta de denuncia para comunicar a google la copia de contenido no autorizado. En mi caso era un copia y pega literal por parte de una inmobiliaria en su sección de noticias, pero nada de mis enlaces internos ni de mi autoría. Vamos, un cara.
    La mandé hace un par de semanas y aún estoy a la espera de que las eliminen.
    Principalmente lo que me preocupa es que al haber contenido duplicado mi artículo y, en consecuencia mi blog, se vean perjudicados.
    Ya os contaré.

    Saludos.

  • Víctor!!

    Ahí me has tocado la fibra de verdad.

    Sí, me ha pasado. Pero no con un post: me copiaron EL NOMBRE. Tal cual te lo digo. Antes de que nos conociéramos. Ahora ya soy la feliz y única con el nombre de mi blog que ya conoces (creo) jajajaja!!

    Bromas a parte, esto aún no te lo había contado. He pasado por el blog de Rut y ya de lo he contado a ella también para animarla (por cierto no encuentro su Twitter!)

    Tras lanzar mi blog, al cabo de 3 meses otra chica “lanzó en suyo”. Lo digo así porque me copió ni más ni menos que el nombre!! Yo desde mi querido WordPress y ella desde otra plataforma. (Sabías que tengo wordpress? Jajajaja – no lo he podido evitar 😉

    Al principio pillé un cabr..!!! Hasta le puse un apodo (que algún día te contaré). Pero después, pensando un poco en lo que dice un ex jefe que conozco: “que te copien es lo mejor que te puede pasar, porque estás haciendo algo bueno”, seguí trabajando, con paciencia, muuuuuucha paciencia, ilusión, creando más contenido nuevo y original (mío, quiero decir).

    Mi reacción final fue no decirle nada. Pero nada de nada. También me copiaba el estilo de post y la temática. Yo seguía con lo mío. Posteando y creando contenido nuevo.

    Pero sí reconozco que muchas de las cositas que fui creando lo hice para diferenciarme, como por ejemplo las imágenes que creo de “días especiales” con los ositos de Haribo (que se encuentra como sabes en la página “exposición” en mi blog”). Así que, de alguna forma, me sirvió para subir un escalón como blogger y definir aún más mi estilo.

    ¿Y qué paso al final? Después de 9 meses, soportando que saliera incluso ella antes que mi blog en Google, y de trabajar duro y constante ignorándola… Ha cambiado el nombre!!! Ahora sigue escribiendo pero ya no se llama como mi blog 🙂

    En fin, está claro que el tiempo (y el trabajo y la paciencia) pone las cosas en su sitio.

    Respecto a ti: diría que tu estilo es tan único que nadie puede ser capaz de plagiarte tu forma de ser, ni tus fantásticas palabras inventadas como “blogging Hood”, ni tus juegos de palabras entre post para esconder mensajes clave. Eso no se copia con un “copy&paste”. Es un estilo definido, único y patentado en vcgs.net (por cierto, un día me explicas qué son la “g” y la “s”).

    Peeeeero, si aún así, alguien “se atreviera” a copiarte, le saltaríamos todos a la yugular!!!!! Así qué puedes dormir tranquilo 😉

    Menudo rollo te he soltao hoy. Eso te pasa por tocarme la fibra.

    Enhorabuena por el post!

    Un saludo desde Deutschland*

    • Jajajajaja, que maja leñe.

      Estoy convencido de que si sale algún “fusiler” entre todos le pegamos. Mis artículos podrán ser copiados pero a ver cómo consigue lectores tan …. joe que no me sale, INCREÍBLES!

      No me extraña que tu “sombra” desistiese, se daría cuenta que ni copiando te llega a la suela del zapato.

      Besitos desde Murcia! 🙂

  • Genial post Victor,

    Pues en cuanto a contenido no, pero con las imágenes si, más de una vez han usado alguno de los dibujos de enredando por la red. El caso que al verlos dije “Qué guay”, a alguien le ha gustado y lo ha compartido, pero luego estaba dividida, pensando que al menos podía haber mencionado el nombre :(.
    Al final optamos por publicar todas las imágenes en facebook, con la frase, úsalas si quieres pero si no te importa comparte el nombre del autor.

    A parte de eso no hemos tenido ningún problema, qué sepamos….
    Un besico 🙂

    • Hombre pos no sabía que podía usar vuestras imágenes, con lo que me gustan a mi!!!

      Jejejejeje. Eso tiene que jorobar, no digo que no. Por mucho que digas “le gustan mis imágenes” pero que por lo menos aporten algo.

      En fin, lo dicho, que si os copian entre todos os defendemos.

      Besos!

  • Hola Víctor

    Muy buen artículo, me gusta tu estilo.

    En un principio me hacía ilusión que me copiaran, ahora ya me molesta un poco, sobre todo cuando ves que te han plagiado más del 50 % del blog y que para colmo en algunos casos el ladrón aparece antes que tú en los buscadores.

    Pero por suerte acabo de encontrar una solución que aporta (JaviEn) en los comentarios, la pondré en práctica a ver si da resultado.

    Gracias,
    1 saludo.Gilbert.

    • Hola Gilbert!

      Me alegro que lo que nos ha compartido Javi te resulte útil. Yo creo que ha sido una grandísima aportación al blog.

      Y espero que puedas denunciar y dejen de copiarte, porque si ya no es una sola vez y son muchas entonces si tiene que cabrear mucho.

      Suerte y gracias por comentar! 🙂

  • Víctor!
    Me alegra que te gustara mi post y que te ayudara a inspirar éste, aunque no tengas muy clara tu postura sobre si es bueno o mal que te copien. Creo que las herramientas que propones para detectar copias pueden servir a muchos.

    Yo, por mi parte, he decidido no preocuparme mucho. Si vuelvo a encontrar un blog (del que hablo fue pura casualidad!) me lo tomaré con filosofía e intentaré volver a sacar algo bueno. Lo que está claro es que cuando publicas en Internet, es muy complicado controlar que te copien. Así que mejor tomarlo con calma, aunque de primeras moleste!

    Gracias por la mención
    Y por tus forma de abordar el tema.

    Besos,
    Rut

    • Bueno, queda patente que se puede “fusilar” la idea de otro blogger, aportando algo y encima sin que el otro blogger se moleste. Jajajajajaja.

      Que va, en serio. Me gustó leer tu post y, como digo, me sirvió de inspiración.

      Gracias a ti Rut! 🙂

  • Ya que vamos de historias, yo les contaré la mía. Aunque de este tema tengo varias 🙂 Les cuento que estudio de manera virtual desde hace años y mis compañeros son buenos plagiando contenido de otras páginas. Asi que me he hecho de herramientas para revisar sus contenidos, como si fuera yo la profe 🙂

    Resulta que una de esas herramientas me llevó a un sitio de prueba donde con dar la URL te decía dónde salía algo de tu contenido. Párrafos, no palabritas sueltas. Me pareció genial, así que un día de desocupe lo ensayé y encontré varios de mis artículos en otros blogs. Algunos respetando la fuente, otros como si fueran propios, pero el que más me ofendió fue un comentario. Un chico tomó varios párrafos de un artículo sobre la violencia de género e hizo un comentario como si fuera su punto de vista. Lo peor era que tenía varios mensajes de mujeres diciéndole “que sensible eres” y no sé que más chorradas, cuando resulta que lo que es es un vil ladrón que no tiene una opinión del tema… ¿A qué esto es muy triste?

    • Jajajajajajajaj, ya sabes, los hombres hacemos cualquier cosa … NO! Yo no haría eso ni de coña. Que fuerte. Si que es muy triste pero por la parte del chaval.

      Por cierto, si quieres comparte la herramienta que utilizas, habrán muchos lectores que querrán echarle un vistazo (yo no ….jajajaja).

      Muchas gracias por el comentario Diana! 🙂

  • Víctor te cuento que la he estado buscando (la herramienta) pero no logro encontrarla entre tanto enlace que tengo, pero era de prueba, así que puede que ya ni siquiera funcione. Igual cuando la encuentre les aviso.

    Las que sí tengo (que reviso cada rato, por la Universidad) son las que me ayudan para revisar si mis compañeros han plagiado algo de sus trabajos (es que vieras las joyitas con las que estudio), tocar estar ojo avisor, sino terminamos mandando trabajos plagiados 😀

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies