Blogging

Cómo escribir un post en 20 minutos

Guia para escribir un post
Escrito por Víctor Campuzano

En mi nueva andadura como Blogger estoy aprendiendo que la calidad no es lo único que importa. La cantidad de artículos es también muy importante porque les transmite a tus lectores el compromiso que tienes con tu blog y, por otro lado, le indica a los buscadores que deben “visitarte” más a menudo con lo que conseguirás que tus posts se indexen mejor y más rápido.

Sin embargo, el tiempo es un bien escaso y supone un impedimento para poder cumplir un calendario ajustado de publicación. Surge entonces la necesidad de escribir más rápido, de acelerar la producción de artículos para poder hacer frente al requisito de la cantidad.

Por ello, he dividido en dos tipos los artículos que voy a publicar en mi blog.

  • Artículos para cumplir el objetivo de la calidad, a los que le dedicaré bastante tiempo y, aunque publicaré menos, serán con los que deseo trasmitir mi “nivel” y aportar verdadero valor a mis lectores.
  • Artículos para cumplir el objetivo de la cantidad, a los que dedicaré entre 20 y 30 minutos para publicarlos.

Durante mucho tiempo he pensado que sólo los primeros merecen ser publicados, que es mejor no decir nada a decir algo que no aporte valor. Sin embargo, ahora entiendo que, aunque no sea “un post de la hostia”, cualquier post puede aportar valor. Si no es puramente didáctico, quizás provoque cierta reflexión o haga sentirse identificado a un lector.

Así que he decidido darle una oportunidad a los posts de 20 minutos.

¿Qué tipos de posts pueden ser escritos en 20 minutos?

No todos los tipos de posts pueden ser escritos y acabados en 20 minutos, al menos desde mi punto de vista.

Artículos tipo tutorial (P.Ej. “¿Cómo crear tu propio acortador de URLs al estilo SharedBy”), Infografías o estudios, entre otros, son sin duda los artículos que pueden aportar más valor a tu marca personal, posicionándote como experto, pero también los que más tiempo y esfuerzo requieren para escribirlos. Desde mi punto de vista, a estos artículos hay que dedicarles lo que merecen y es mejor no publicarlos en vez de publicarlos incompletos.

Sin embargo, hay otro tipo de artículos que si son ideales para ser escritos en 20 minutos y a los que deberías recurrir si pasas un tiempo sin publicar en tu blog. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Reflexiones personales. Escribir tu propia reflexión sobre cualquier tema es algo que puede hacerse de forma rápida ya que no requiere de investigación, ni análisis, ni estructura ni prácticamente de nada; simplemente escribir lo que piensas. Elige un tema y ponte a divagar sobre el, a ver que sale.
  • Vivencias del día. En nuestro día a día, sobre todo los que estamos trabajando en activo, nos encontramos con situaciones de las que aprendemos algo o que, al menos, nos resultan curiosas. Estas vivencias son también un buen tema del que puedes hablar en un post de 20 minutos porque no requieren más que el hecho de ponerse a narrar lo que nos ha ocurrido y, a lo sumo, una conclusión final con lo que hemos aprendido.
  • Interpretaciones de otro post. Este es otro tema que nos podría servir para escribir el post de 20 minutos. Si leemos a menudo posts de otros expertos, seguro que más de una vez habremos discrepado o habríamos añadido algo. Pues bien, creo que tienes todo el derecho de hacerlo en tu propio blog.

¿Cuáles son las claves para poder acabarlo a tiempo?

En los pocos artículos que he escrito he llegado a la conclusión de que existen determinados factores que me “enredan” y retrasan su terminación. La razón principal es que quiero hacerlo bien y por eso pienso y repaso demasiado mientras escribo. Pero esto no es recomendable cuando quieres escribirlo en 20 minutos.

Algunos aspectos que si he observado que me ayudan a escribir y acabar más rápido son los siguientes:

  • El título es lo primero. Escribir el título me aporta tener un objetivo claro acerca de lo que estoy escribiendo y evita que me ande por las ramas (aunque eso sea absolutamente imposible para mi …).
  • Establecer la estructura general del post. Lo siguiente que hago es fijar los 2, 3 o 4 puntos generales de los que voy a hablar en el post. Una vez escritos, me prohíbo ampliarlos.
  • Continuar creando las ideas clave. El siguiente paso es marcar las ideas clave que quiero plasmar en cada uno de los puntos generales. No me preocupo de redactarlas ni darles forma hasta que he fijado todas las ideas o, como yo lo llamo, el esqueleto completo del artículo.
  • Desarrollar las ideas clave. Una vez acabado el esqueleto, toca vestirlo. Es el momento de desarrollar cada idea clave con un texto que lo decore y complete.
  • Dejar la introducción y conclusiones para el final. Normalmente pierdo más tiempo en la redacción de la introducción al post que en su desarrollo propio así que una de las normas que me aplico es dejarla para el final.
  • No esperar demasiado de ese post. Por último, una de mis auto-imposiciones es no esperar demasiado de este tipo de post. Reconocer que lo escribo para cumplir el objetivo de la cantidad y no el de la calidad es imprescindible para poder acabarlo a tiempo.

 

No quería acabar este post sin señalar que muchos de estos aspectos los he aprendido de Carlos Bravo, cuando asistí a un Curso para Bloggers que impartió en Murcia.

PD. ¿Cuánto he tardado en escribir este post?

Bueno … ejem. Es que…. mira, al principio he aplicado las mismas técnicas que explico más arriba pero he confiado demasiado en que iba a conseguirlo y entonces se me han quemado los spaguetti así que he tenido que volver a poner agua a cocer, con lo que he podido dedicarle otros 20 minutos. Mi conclusión: quizás estas recomendaciones te ayuden pero permítete un pequeño margen … 🙂

 

 

 

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Espero que te haya gustado! ¿Me permites pedirte un favorcito?

1. Participa con tu comentario

Los comentarios son el alma de este blog. Aquí se premia la participación y la comunidad es lo más. ¡Prueba!

Dejar un comentario

2. ¡No olvides compartirlo!

Se llama generosidad: si algo te gusta y puedes compartirlo, ¿por qué no hacerlo?

¡Millones de gracias! Te lo agradezco un montonazo, de verdad.

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado.

Hazte notar. ¡Participa!

*

69 comentarios

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Víctor Campuzano

¡Muchísimas gracias por comentar!

Has hecho algo muy grande, que lo sepas. Te estoy tan agradecido que me gustaría ofrecerte un regalo: un ebook sobre "Growth Hacking para impulsar rápidamente tu proyecto". Bueno, y algunas cositas extra que descubrirás si te suscribes. ¿Me aceptarías en tu buzón? Porfi, porfi, porfi...

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente

Víctor Campuzano

¡Ey que te mola mi blog ¿eh?!

He detectado que has visto más de 3 páginas en esta sesión y, digo yo... ¿Te está molando? Si es así, suscríbete y recibirás cada nuevo post en tu buzón, regalos exclusivos, contenido privado.. ¡Lo más de mi! ¿Quieres? ¿Si? ¡Bien!

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente