Blogging

El día que decidí ser un blogger súper legal

Adecuación Legal Blog

Descubre la experiencia de adecuación legal de un blog dos puntos de vista: del blogger y del consultor especialista en Marketing Legal y Datos Personales.

Descubre la experiencia de adecuación legal de un blog dos puntos de vista: del blogger y del consultor especialista en Marketing Legal y Datos Personales.

 

¡Hola, holita! ¿Qué tal va todo por ahí? ¿Bien? ¡Eso espero! Yo, bueno, la verdad es que un poco nervioso por lo que sabía que tenía que llegar, quería que llegara cuanto antes pero en el fondo no quiero porque estoy acojonado. Pero bueno, valentía y apoyo no me falta.

Un poco desconectado, lo sé, pero tú que me conoces sabrás que existen razones y que no es más que una fase, que sigo siendo yo, que sigo estando aquí. ¿verdad?

Pero bueno, dejémonos de historias y pasemos a una historia más didáctica e importante, algo que te voy a contar desde dos perspectivas y que seguro que siempre te ha preocupado: la adecuación legal de tu blog.

¿Debería cumplir con la Ley de Cookies? ¿Es necesario inscribir un fichero? ¿Qué debería tener en cuenta si no gano dinero con mi blog? ¿Cómo es posible que no hubieran inventado antes un programa como First Dates? ¡Preguntas importantísimas!

De eso vamos a hablar hoy, un post compartido con Marina Brocca, Especialista en Marketing Legal y Datos Personales y la responsable de la adecuación legal de mi blog.

Hoy te cuento tanto mi experiencia como la suya en el proceso. Es un post largo pero creo que bastante chulo e instructivo y donde quedarán desmitificados algunos puntos del tema legal (así como algunos puntos de ligue de última generación, como eso de que “tío, el sombrero no queda bien y menos si te lo dejas puesto toda la cena”). ¿Te apetece?

¡Pues vamos!

¿Por qué decidí adecuar mi blog a la LOPD?

Llevaba bastante tiempo con la idea en la cabeza, la verdad. Es como eso que te persigue, que siempre que te acuerdas dices “tengo que hacerlo ya” pero luego nunca te pones con ello. Si, como cortarse las uñas de los pies o repasarse las cejas, tú ya me entiendes. (Dios! Vale, ya no más chistes burros).

Pensaba, como el que piensa “total, si llevo calcetines” (vale, lo dejo ya), que no era algo necesario ni importante y que bastaría con copiarle a Berto López sus textos legales que fijo que los tenía bien hechos. Esto es una confesión, aunque haya prescrito el delito. Jejeje.

Hasta que un día estalló el tema del Safe Harbor, empecé a indagar más al respecto y Marina se cruzó por mi camino. Empecé entonces a interesarme, que no preocuparme, por el tema y me dije: “si presumes de cuidar el más mínimo detalle en tu blog, ¿acaso no debería importarte esto?”.

Un par de correos con ella, por otros asuntos que no tenían nada que ver, me hicieron aún más consciente y deseoso de, por fin, hacer esto que siempre quise hacer.

Marina derrochaba profesionalidad por los cuatro costados y, lo que más me gustaba, compartía conocimiento y ayudaba a la gente en mi blog. Así que decidí que ella iba a ayudarme. Compré un cortau… Noooo! Vale, vale, que ya está.

El proceso de legalización de un bog: Lo que pensaba que era y lo que realmente fue.

Más sincero no te puedo ser. Las cejas me las repaso con el cortapelos al 4. Se quedan chulas, pero se endurecen los pelos. Con pinzas duele mucho y, lo peor, no tengo tino. Ea, queda dicho.

En cuanto al tema legal, también te seré sincero. Siempre pensé que era algo más “industrial”. Cuando cerré el acuerdo con Marina pensé “ea, copia y pega tus plantillas, regístrame el fichero y listo”. ¿Te pago ya? Le dije pensando en que en una horita todo iba a estar listo.

Nada más lejos de la realidad. Conforme me iba poniendo deberes, pidiéndome tareas y sugiriéndome cambios y textos, comprendí que se trata de un trabajo artesanal y muy personalizado. Pensé que llevaba años diciéndole a algunos de mis clientes “na, no te preocupes, tenemos un texto copiado de un crack que le cambiamos datos y listo”. Jajajaja. ¡Qué mal me sentí!

Además de la sensación positiva de saber que “estás en modo legal” aprendí una lección muy importante. Quizás sea una de las cosas que más me gustó de la experiencia.

¿Y qué pasa ahora que soy un blogger súper legal?

¿Sabes? Hay una sensación que mola mucho y que la identificarás con una sonrisa tonta y un suspiro tranquilo que se te escapa cuando, en un corrillo, pongamos en un evento, sale el tema legal en la conversación y tú te quedas ahí como diciendo: “no me preocupa en absoluto, sé que todo está en orden”. Buah, que paz interior, que bien me siento, ya no más calcetines rotos … (no puedo evitarlo).

Que sí, que proteger los datos de tus lectores está muy bien, que trasmitir profesionalidad y dedicación hasta el punto de cumplir con lo que sólo un triste menos del 5 % de los sitios web cumplen … Tú me entienes. Eso mola mucho.

Pero, más aún, moló vivir un proceso donde comprendí más profundamente la naturaleza de la ley, comprendí las inquietudes y derechos que te corresponden, como “reader” que eres de mi blog. Comprendí la paz que se siente y comprendí que esto no es una cuestión de copiar pegar.

Y ahora, te dejo con Marina.

Así fue como decidí, viví y pasé de ser un “copiete” a un “blogger súper legal”. La experiencia fue genial y el resultado más. Pero, ¿qué te parece si Marina nos cuenta cómo lo vivió ella? ¿te gustaría? ¡Pues te dejo con ella!

Nota. A partir de ahora escribe ella y no creo que mencione nada sobre cejas y uñas, al final he conseguido cortar ese “chiste” antes de acabar el post. Jajajaja.

Los comienzos ¡¿Víctor Campuzano MI CLIENTE?!

Surgió de manera espontánea, como surgen las cosas buenas. No hubo ninguna conspiración, ni le estuve comiendo la cabeza para que se adecuara su blog a la LOPD. Tampoco hubo discurso del coco, nunca lo utilizo, el miedo es un recurso espantoso para conseguir clientes.

No tuve que esforzarme por convencerlo de nada. Simplemente surgió.

Seguía a Víctor desde siempre. Ya le había expresado mi debilidad por sus contenidos y la manera tan entrañable de abordarlos, así que le pedí una colaboración para hablar de Anti Estrategias en Marketing a la que respondió sin demora y de forma entusiasta. Decidí que tenía que compensar esa generosidad de alguna manera y le propuse ayudarle con sus boletines, había que legalizarlos y adecuar sus cláusulas informativas a las exigencias de la LOPD y la LSSI, se trataba de un punto de partida y me apetecía a ayudarlo a dar ese primer paso.

Sabía que los profesionales de relevancia como Víctor tenían muchas oportunidades de recibir ofertas de post patrocinados y cobrar altas comisiones de afiliación (Nota de Víctor: ya quisiera yo, aunque casi siempre digo que no), por eso me sorprendió su respuesta a mi propuesta de obsequiarle la adecuación legal de sus boletines:

“No, no. Lo que tienes que hacer es presupuestarme para contratarte y que todo mi blog cumpla la ley. Y pagarte por ello. Que menos”.

Y así fue, una determinación rotunda y clara. Acordamos que me ocuparía de realizar la adecuación legal de su web.

Mis Objetivos: los propósitos de la adecuación del blog a la LOPD

Tener un negocio, ya sea online o no, implica gestionar datos personales y hacerlo con garantías. Víctor Campuzano lo tenía claro desde el principio.

El ofrecimiento de estas garantía, de una adecuada política de seguridad y privacidad y de procedimientos claros en las acciones de marketing y captación, son factores decisivos a la hora de ganar la confianza de los usuarios en el contexto online.

Pero no todo el mundo lo tiene tan asumido como Víctor.

Desde el inicio del trabajo tenía claro que el Blog de Víctor Campuzano no era un espacio cualquiera. Tenía un alto nivel de exposición derivado de su gran audiencia y el trabajo debía dejar la mayor cantidad de evidencias posibles.

La adecuación legal tenía que convertirse en una declaración de principios que no pasara desapercibida y que sirviera de referencia para todos aquellos que apostaran por brindar las máximas garantías a sus usuarios y poder acreditar un máximo compromiso con los derechos de sus usuarios y suscriptores.

También tenía que dejar las máximas evidencias de legalidad que lo distanciaran de su competencia directa y le permitieran diferenciarse aportando más garantías legales y mayor compromiso con sus usuarios.

Por tanto, abordamos su adecuación con 3 objetivos básicos:

  • Adecuación a los requerimientos legales LOPD y LSSI-CE en la web como garantía para usuarios y suscriptores, presentes y futuros, minimizando el riesgo derivado de las actividades en la web.
  • Definición y Puesta en Marcha de un Sistema de privacidad por diseño que garantice el mantenimiento legal de las actividades derivadas de sus procesos de negocio enfocadas en el marketing y el social media.
  • Generación de una cultura de marca comprometida con el respeto en el tratamiento de la información de Carácter Personal que repercuta positivamente en la percepción de usuarios, aporte confianza en los consumidores y evite sanciones (con el consiguiente riesgo económico y reputacional)

El diagnóstico inicial

Todo trabajo de adecuación legal de una web o un blog parte de un diagnóstico o auditoría inicial, una foto que nos permite analizar el escenario desde donde se va a plantear la adecuación y que permite determinar el alcance de los trabajos a desarrollar.

En el caso de Víctor, se veía un esfuerzo inicial por aportar elementos legales e informativos al usuario, pero quedaba trabajo por hacer.

Para  realizar la auditoría web se analizaron en una primera instancia, el impacto del blog de Víctor Campuzano sobre la protección de datos personales de todas las personas relacionadas con el blog: Usuarios, suscriptores, colaboradores, anunciantes, etc.

También se analizaron todas las vicisitudes y circunstancias del blog ligadas a la privacidad:

  • Legitimación de los tratamientos de uso de los datos personales derivados de la web.
  • Calidad de los datos, sistemas de captura de información personal de la web, tipo de datos recogidos  y formatos obtenidos (video, imagen)
  • Notificaciones a la AEPD
  • Licencias de uso y tipo de funcionalidades del blog.
  • Descripción de flujos de información.
  • Contrato y alcance del Proveedor de Servicios tecnológicos.
  • Alcance de geolocalizaciones.
  • Política de envíos de comunicaciones.
  • Transferencia internacional de datos. Regularización de servicios de Alojamiento, plataformas de mail marketing y hosting de los datos ¿Te suena Safe Harbor no?

Luego pasamos a revisar los diferentes elementos del blog como:

Formularios de contacto:

En este sistema de captura de información se debía cumplir con el deber de información requerido por la LOPD y requerir la conformidad del usuario para el tratamiento de su información, algo que no estaba bien resuelto y que ahora se ajusta 100% a la legalidad. Incluimos un enlace a la política de privacidad.

Revisión de los Ficheros con información con datos de carácter personal ante la Agencia de protección de Datos

Para eso, analizamos la información que la web de Víctor Campuzano gestionaba de manera online y offline: formularios de recogida de datos de usuarios, formularios, actividades promocionales y en general cualquier documento en el que se recojan Datos personales de usuarios, Clientes, prestadores de servicios, colaboradores, suscriptores, etc. Con esta información delimitamos la composición de los ficheros a notificar ante la AEPD.

El registro en la Agencia es público y cualquiera puede consultar si has realizado la declaración de ficheros, en el caso de Víctor, hemos identificado dos ficheros que son los que hemos declarado:

Ficheros legales

Formulario de Suscripción News Letters

Al igual que el formulario de contacto, este debía cumplir con el deber de información requerido por la LOPD y requerir la conformidad del  usuario para el tratamiento de su información, punto obligatorio en la LSSI. Lo resolvimos añadiendo a todos los formularios de suscripción la siguiente coletilla “ Al enviar el formulario declaras haber leído y aceptado mi política de privacidad.”

Política de privacidad:

No estaba separada del aviso legal y era insuficiente, No indicaba los servicios de terceros y faltaban elementos identificativos del responsable que son indispensables. La actualizamos, completamos y la enlazamos a todos los sistemas de captura de información personal.

Aviso legal:

Redactamos un Aviso legal personalizado a la finalidad de la página y su política de protección de datos.

Política de cookies:

La política de cookies debía ser adecuada, estar auditada e incorporar mecanismos de información correctos. Puedes ver ahora la nueva política de cookies de Víctor, hemos apostado por informar de manera clara, amena y completa.

Sistemas de validación de usuarios:

En todos los sistemas de captura de información, nos aseguramos de contar con mecanismo doble opt-in acredite la identidad del usuario y cláusulas de información en función de los datos recabados

Revisión/Adecuación de los Contratos con terceros que accedan a los datos y sean consideradas como “encargados de tratamiento”

El encargado del Tratamiento es la persona física o jurídica que opera por cuenta del responsable del fichero, en este caso tú, que eres quien decide sobre la finalidad y el uso de la información a la que le das acceso.

Estos pueden ser proveedores informáticos, moderadores freelance, hosting, gestoría, etc. Piensa que una base de datos o una lista de distribución, son el mayor activo que tiene cualquier profesional, no se puede dejar al azar o la providencia la seguridad e integridad de algo que ha costado años construir.

Tampoco se puede dar por sentado que un colaborador no va a meter la pata y hacer un uso inadecuado de esos datos, por tanto, es necesario regular ese tratamiento para que se realice según las instrucciones del responsable, en este caso, Víctor Campuzano, eso hicimos. Preparamos acuerdos específicos para todos sus colaboradores de Víctor y que en caso de que alguno no cumpliera esos requerimientos respecto al tratamiento, Víctor pudiera acreditar diligencia y derivar responsabilidades.

Generación un procedimiento para dar satisfacción a los derechos ARCO: de Acceso, Rectificación, Cancelación, y Oposición a los afectados.

Seguro que has leído infinidad de veces estos derechos pero si alguien te pide ejercitarlos es posible que te quedes un poco “pasmadete”

Ten en cuenta que todas las personas relacionados con tu actividad, tienen derechos sobre la información personal que te hayan facilitado. Para poder facilitar el jercicio de estos derechos, creamos para Víctor Políticas destinadas a atender estos derechos, y los procedimientos de respuesta, tanto vía Web como offline.

Desarrollo de manual de usuario con medidas de seguridad y guía rápida de implantación de notificaciones

Para ofrecer las máximas garantías, no basta con informar y poner textos legales aquí y allá, debes ser capaz de garantizar un trato riguroso y seguro de la información de la que eres responsable.

Una vez auditadas las medidas de seguridad de Víctor, preparamos un manual con las medidas de seguridad a implantar para reforzar las existentes y los procedimientos adecuados para la gestión de soportes e información de carácter personal.

Procedimiento para campañas de marketing y social media con clientes y usuarios de internet adecuadas a la normativa vigente.

Gran parte de las metidas de pata respecto a la LOPD se comenten en acciones de prospección y marketing. Con el fin de no dejar cavos sueltos y cubrir todos los frentes, desarrollamos un manual para envío de publicidad y Gestión de boletines de Víctor Campuzano que garanticen el cumplimiento del deber de información, consentimiento y desistimiento comercial.

La superlegalización, un blog que marca la diferencia

Paso a paso, comenzamos a darle forma al proceso de transformación y superlegalización del blog de Víctor Campuzano.

Cada implantación y cada proceso es diferente. Marcan esas diferencias el nivel de compromiso e implicación de cada cliente con su proceso de adecuación.

Tienes que saber que de nada sirve contratar una adecuación si no estás dispuesto a destinar tiempo y recursos a este proceso y en el caso de Víctor, la implicación fue absoluta desde el inicio.

La agilidad en los tiempos de respuesta a mis requerimientos y la forma ejecutiva de acometer todos los cambios que yo proponía en su web hicieron que todo fuera rodado desde el principio.

No es sencillo para nadie meterse a trastear en la casa del vecino, y me trabajo consiste básicamente en eso, trastear, hurgar, modificar y hacer sudar muchas veces a mis clientes hasta conseguir que su web o blog se conviertan en espacios en donde se respire confianza y seguridad nada más entrar.

Y para eso hay que sudar un poco la camiseta, y a veces sacrificar elementos que son incompatibles con los derechos de los usuarios, como formularios de contacto o pop-ups de suscripción que no admiten un mecanismo informativo y de aceptación por parte de los usuarios.

He de decir que estoy encantada de haber podido ayudar a Víctor a ser un blogger “super legal”.

Víctor pertenece a la generación de profesionales que apuestan por consolidar una cultura de transparencia.

Muchos blogs y webs que visito no ofrecen estas garantías legales al usuario a pesar de requerir datos personales a lo loco, vamos, que lo que sobran son mecanismos de captura de suscriptores, pero nada de informar sobre que se hará luego con esos datos o quienes serán los responsables de gestionarlos.

La confianza en tu web es un factor decisivo, pero por alguna extraña razón, para muchos está más asociada a la apariencia de la web que a los elementos que garantizan los derechos de los usuarios, no hay neurona que comprenda esta contradicción.

Por eso creo que son los profesionales como Víctor Campuzano los que marcarán el camino al resto y por esa razón, es un regalo haber contribuido a formar parte de esta transformación que espero se contagie a muchos más.

 

Conslusiones finales

¡Vuelvo a ser yo! Caray, Marina, que chuli te ha quedado, que completo y que experiencia más chula. ¡Te lo has currado un montón!

Y a ti, que si has llegado leyendo hasta aquí te mereces un gatorade con red bull por lo menos, decirte que gracias, pijo, que leerse un post de más de 3.000 palabras no es “moco pavo”.

Espero que este post te haya servido para comprender mejor cómo funciona el proceso de adecuación legal de un blog, para que veas que es importante y un trabajo apasionante.

Y, por supuesto, espero que en cuanto termines de leerlo vayas al baño, cojas las pinzas y el … ups.

¿Ves First Dates? Yo me he enganchado. Es tele basura, lo reconozco, será todo un montaje, pero es original y, aunque sea ficción, ver a la gente en “modo caza” me divierte un montón. ¿Acaso no es ficción Juego de Tronos y te los ves todos incluso subtitulados? Pues que sepas que se muere el enano. Lo que no sé es cuando. Jaja.

En definitiva, que espero que hayas disfrutado con este nuevo post, que me perdones por mi “ausencia moderada”, de verdad que la situación lo merece. Y … ¿qué vendrá después de este post?:

  • La semana que viene estaré aún más out, es la semana más importante de mi vida así que recurriré a un posturcho que mi amiga Elisabet de Crónicas Germánicas me regaló para esta ocasión. Ya está programado. Espero que te guste.
  • Artículos sobre emoción y situación. Tengo preparados artículos donde vuelvo a desnudar mis emociones y mi vida blogger. Que sé que los echabas de menos.
  • El proceso de migración de mi dominio. ¡Te lo pienso contar todo!
  • Más sobre Growth Hacking. He empezado el postgrado de Growth Hacking por IEBS y pienso contarte lo que vaya aprendiendo. Al menos lo que más mole.
  • Más vicampuzano que nunca. Pienso volver con muchas sonrisas, todo va a ir bien.

Así que, por favor, no me olvides ni abandones, necesito que sigas ahí, eres la esencia de este blog. ¡No te vayas!

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

19 comentarios

  • Vaya growthpañero!
    He leído este post y punto por punto he pasado por la misma fase, de hecho, llevo ya varios días con Marina porque aunque nos guste lo hacker, en estos temas no hay que ser pirata.

    No sólo por el tema del paquete de multa que te puede caer, que es un palo, si no también por la imagen que transmites a tus lectores, que es lo más importante…

    La verdad es que Marina es un solete, lo pone todo fácil y da gusto currar con ella… aporta, explica y es más clara hablando que nada (y encima odia los pop-ups como yo), así que muy fan!!

    Lo dicho, que me encanta ver un post conjunto de vosotros dos, que sois muy cracks!! Me he identificado punto por punto con todo… salvo con lo de las cejas, que yo me las hago con pinza y no duele, exagerado!!

    • ¿Lo ves Ana? Si es que no paramos de cruzarnos, hoy mientras bajaba por un café pensé: “Lo mismo me cruzo a Ana por aquí también y si eso ya desayunamos juntas” No te encontré en la cafetería pero casi 😉

      Estoy dando saltitos desde que nos que decidimos que podíamos “rejuntarnos” (no solo para organizar la liga anti pop-ups (que también)

      Un fuerte abrazo Ana!

    • Jajajajaja. No dolerán las tuyas… jajajajaja.

      Sí tía, me alegro un montón que lo estés haciendo porque como dices es una cuestión de compromiso con tus lectores y de imagen. Aquí Marina se lo curra mazo y hace bonito el proceso. Yo jamás pensé que iba a decir que algo relacionado con “derecho” iba a ser bonito.

      Abracitos Growthpañera!!! 🙂

    • Ciertísimo!!

      Eso creo que tengo a un invitado que estaría encantado de escribirlo. Gracias por la sugerencia #Jerby!! Igual hasta le contacto…

      Abrazos ratóN! 🙂

  • Ains Víctor…, si es que tu eres singular en cada pelillo de tus cejas cortadas al 4, trabajar contigo ha sido una experiencia sensacional. Cuando trabajo con profesionales como tu lo entiendo todo: queda claro porqué estás donde estás, porqué tienes semejante audiencia y reputación, no es porque seas cercano, adorable y entrañable (eso también) es esencialmente por la visión y la pasión con la que haces las cosas.

    Yo que trabajo con toda clase de profesionales, distingo rápidamente los signos del éxito por la forma de implicarse a fondo en todo lo que hacen, por esa determinación de marcar la diferencia y mostrar compromiso no solo poniendo caritas y enarbolar buenas intenciones, por el rigor que le imprimen a cada acción. Tu tienes esos signos Víctor y me siento afortunada por haber sido tu cómplice en este recorrido a la legalidad.

    ¡Un fuerte abrazo mi murcianico!

    • Ains Marina, que estoy mu sensible. Ahora a ver cómo escribo con la visión borrosa de unas lagrimillas que me hidratan los párpados. ¡Gracias por tus palabras!

      Tu también imprimes mucha profesionalidad, haces bonito un proceso que de por sí no lo parece y haces fácil percibir el verdadero valor de esto. Además luego vas y dejas un comentario como este. ¡Si es que eres lo más! 🙂

      Gracias por todo Marina. 🙂

  • ¡Hola Vic! ¡Hola Marina!

    Me ha encantado vuestro post, pero me ha encantado más aún el resultado final de la Política de cookies, porque estoy hasta las narices de encontrar tochos por ahí que no hay quien los lea. Creo que habéis conseguido usar un lenguaje bastante comprensible y no recargar la cosa.

    Eso sí, he detectado algún errorcillo en la redacción (Víctor, te voy a mandar un audio por Whats con los errores para que los corrijas).

    Besitos a los dos.

    • Gracias Teresa por tu valoración del trabajo, en especial en relación a las dichosas cookies que no hay por donde cogerlas, yo también he visto algún errata, pero en un post a cuatro manos ¡lo complicado es que no aparezcan!!
      ¡Un abrazo Teresa!

    • Hola Te!! Eres lo más de lo más. Muchas gracias por haberme mandado esos errorcillos. Ya sabes que algunas veces vamos con prisa y se nos escapa alguna errata.

      Los corrijo enseguida!! Gracias, de verdad. Besines!

  • ¡Dios! siento ganas de llorar y eso que me he reído mucho con tus “partes del artículo” cejas incluidas (que quejicas sois). Una cosa más a tener en cuenta ( ) No se si tomar nota o esperarme un poco. Esto de montar un blog es muy divertido pero cuanto más leo más me asusto. Por cierto yo también estoy estudiando un postgrado en IEBS el de Marketing digital y CM y estoy muy contenta.
    Al menos ahora que sé que eres súper legal podré copiar los textos de tu blog jajajaja 😛
    Saludos,

    • Hola Elena, la verdad que tener un blog es casi tan complicado como tener un hijo, son tantas las cosas que debes aprender que parece que la cosa no tiene fin, pero la parte legal es esencial si no quieres un top manta digital y es mejor que tengas tus propios textos, cada blog es un mundo y además, la adecuación no depende solo de la parte visible, hay que adecuar contratos con terceros, tener modelos de ejercicio de derecho, contratos de confidencialidad, un protocolo de seguridad y gestión de datos, etc. por muy bien que adaptaras tus textos legales, siempre estarías coja ni no haces el resto, porque unos textos legales no garantizan que gestiones los datos de manera legal y segura y esa es la parte mas importante del trabajo, la mas relevante a la hora de evitar sanciones y garantizar derechos.

      Un fuerte abrazo

    • Jajajaja. Me parto, que bueno Elena, muchas gracias por este comentario tan divertido.

      Yo te doy permiso para copiarlos si tu me prometes que en cuanto puedas y lo veas necesario llamarás a Marina para que te haga los tuyos propios. ¿trato hecho?

      Me alegra que seamos compañeros de “Campus”, eso mola aún más. Los de IEBS se lo curran bastante.

      En cuanto a lo de las cejas … A ver, no es que sea un dolor así insoportable, se puede superar pero .. ¿para qué sufrir si no es necesario? jajajaja.

      Saludines!

  • Epa pequeño que tenía este post en mi bandeja de correo y con ganas de leerlo, pero más que eso de guardarlo porque me vendrá genial en algún momento cercano. Vaya currazo de trabajo el de los dos, contar una experiencia como estas no es sencilla y transmitir lo que han trasmitido menos aún, así que gracias a ambos. Lo dicho es para guardarlo y releerlo cuando llegue el momento 🙂

    Te cuento que ando viajando, así es, qué te puedo decir, ya era hora. Ando por Grecia, pero no desesperes pronto volveré a España a seguir viendo First Dates, Pekin Express y Master Chef que me molan un montón y otros tantos programas basura que me entretienen y hace que desconecte de este mundillo, no tanto como viajar, pero bueno, algo es lago. Ehhh has visto ese canal nuevo llamado Ten, me gusta mucho hay programas molones ¿Qué tal ese de estar en una salvavidas 7 días? ¿Te apuntarías? jajaja 😀

    Un abrazo chicos, buen trabajo 🙂
    Un abrazo chicuelo y gracias por seguir compartiendo, seguro seguiremos aprendiendo de ti y contigo, que es lo que mola 🙂

    • Bien Diana!! ¿Qué sería de tí sin tus viajes? Me alegro que lo hayas retomado!

      No he visto el programa, voy a buscarlo… jejejeje.

      Gracias por tus palabras, el mayor mérito es de Marina, yo sólo he sido un mero presentador. Pero es verdad que la experiencia ha sido molona y la paz que uno tiene es muy valiosa.

      Abrazos viajeros!

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies