Marketing Online

3+1 Ejemplos de Chatbots

Ejemplos de chatbots
Escrito por Víctor Campuzano

¿No acabas de tener claro qué es eso de los chatbots? Descubre en este post 3+1 ejemplos de chatbots que te ayudarán a entender qué son y qué puede conseguirse con ellos.

¡Hola, hola! ¿Qué tal estás? ¿Todo bien? ¡Espero que sí!

Yo hoy me he levantado pensando en esto de los chatbots… Y es que ya compartí contigo mi definición de lo qué es un chatbot. Pero claro, ¿qué es una definición sin unos cuantos ejemplos?

Creo que para que te quede más claro qué son los chatbots, lo mejor será traerte varios ejemplos de chatbots para que puedas verlos “en directo”. Y de eso trata este post: 3+1 ejemplos de chatbots para entender mejor qué es un chatbot.

Al final del post entenderás por qué digo eso de 3 + 1 jijiji…  ¿Vamos? ¡Vamos!

Poncho, el chatbot del tiempo

El primer chatbot del que te voy a hablar se llama Poncho, y es una especie de zorro / mapache naranja con chubasquero amarillo que te informa del tiempo.

Cuando hablas con él, te pregunta la ubicación para la que quieres conocer el pronóstico meteorológico. Fíjate en la conversación cuando dice “Guay, una vez hice de DJ en Valencia. Un público muy bueno”. Estos pequeños detalles hacen a los chatbots mucho más divertidos.

Después te dice el tiempo como es lógico. Por tanto, este chatbot está conectado internamente con una base de datos / página web desde la que saca la información meteorológica para decírtela. Y lo curioso es que automáticamente te dice que te va a informar del tiempo. ¡Toma suscripción! Así, sin avisar.

La verdad es que a mí personalmente no me gusta demasiado este modo de suscribir a las personas, porque ni siquiera te han preguntado. Yo preguntaría primero si quieres que te envíe la información y ya luego te suscribo. Pero bueno, ya cada uno lo pillinis que quieran ser…

Aunque todo sea dicho, te deja editar las notificaciones y en la conversación podrás ver que yo le dije que desactivara todas las notificaciones. Es decir, pude desactivar la suscripción a los pronósticos meteorológicos.

Por último, fíjate que en la mayoría de ocasiones el usuario contesta con botones predefinidos o con palabras muy sencillas y predefinidas. Esto por supuesto resta impacto al chatbot, pero como puedes ver, se puede hacer algo bastante sencillo y gracioso que llame la atención de los usuarios sin ser tremendamente complejo. Todo depende de hasta dónde quieras llegar.

El chatbot de BBVA

Honestamente, este chatbot es el que menos me gusta de los que te traigo en este post. Quizás sea porque no le han dado una personalidad propia como en el caso de Poncho o de Cortibot. No resulta tan gracioso (aunque estamos hablando de un banco, y quizás lo han hecho así por ir más en consonancia con su marca, ¿no?).

Este chatbot, que es el que encontré en Facebook Messenger, es bastante limitado en cuanto a sus funcionalidades. Ofrece los botones login, cajeros, contacto, idioma y acceso app. Cuando el usuario pulsa sobre ellos, el bot devuelve un enlace para acceder a cada sección.

Por probar, escribí “hola” y para mi sorpresa entró el servicio de atención al cliente humano a ayudarme. Está muy bien que hayan combinado algunas funcionalidades automáticas con atención humana. Así, quizás les quitan algunas consultas a las personas, pero sigue habiendo personas detrás que están pendientes de los clientes.

Por ahora, este es el chatbot que encontré en su Facebook Messenger, pero según este vídeo tienen un chatbot más avanzado para los clientes. Supongo que habrá que tener la app de BBVA e iniciar sesión para poder acceder a él.

Conversación de ejemplo 2 con bot

Cortibot, mi favorito

Éste es el chatbot de El Corte Inglés y es mi favorito con diferencia. Cortibot es un simpático recomendador de regalos que solo está disponible durante campañas específicas como navidades, el día de la madre, San Valentín, etc.

Para empezar, algo que han hecho muy bien es que al inicio de la conversación el usuario puede elegir si quiere hablar con el bot o con las personas de atención al cliente. Esto me parece muy positivo porque a veces solo quieres que te ayude una persona y necesitas algo concreto. De este modo no te tienes que tragar todo el palique del bot hasta que puedas hablar con atención al cliente.

Después el bot básicamente consiste en que te hace unas cuantas preguntas para saber qué ofrecerte (para quién es el regalo, su edad…) y al final te va sacando productos que podrían encajar con lo que buscas en un carusel. ¿Es guay, eh?

Además, Cortibot resulta bastante gracioso porque le han dado una personalidad, una imagen, y sus diálogos son divertidos. Por ejemplo, en esta conversación cuando el usuario le dice que el regalo es para la novia, el bot le dice “¡Qué bonito es el amor!”. Estos pequeños detalles son los que hacen que un chatbot sea un poquitín más “humano” y le resulte más atractivo al usuario.

Conversación de ejemplo con chatbot 3

Tay, el chatbot racista de Microsoft

Vale, este último ejemplo de chatbot es un poco de broma, pero creo que hay bastante que aprender de él. Su nombre era Tay, y digo era porque Microsoft tuvo que darlo de baja después de tan solo 16 horas de lanzamiento.

Este chatbot fue un bot programado de forma que aprendiera de los usuarios libremente para ver si podía llegar a hablar como una adolescente estadounidense de 19 años. Por eso lo conectaron con Twitter y esperaron que aprendiera de las interacciones que tuviese con los usuarios de esta red.

La idea era buena, pero no hay que olvidar que estamos hablando de Internet. Al final lo que pasó es que los usuarios empezaron a enseñar a Tay a hablar utilizando mensajes racistas, xenófobos y con contenido sexual. Por ejemplo, Tay decía cosas como “Hitler habría hecho un trabajo mejor que el mono que tenemos ahora”. O también “Ten sexo con mi concha robótica papá soy una robot tan traviesa” jajaja

Como ves, las razones por las que Microsoft tuvo que darlo de baja son obvias. La inteligencia artificial y el machine leraning son una gran ayuda para que los chatbots reconozcan los patrones de lenguaje y sean más inteligentes. Pero dejar a un chatbot aprender libremente de los usuarios de Internet… Es peligroso. Nos gusta demasiado el cachondeo.

Conclusión

Espero que ahora tengas un poquito más claro qué es un chatbot. Con estos ejemplos de chatbots creo que podrás hacerte una idea más aproximada de lo que son y de lo que se puede esperar de ellos hoy en día.

Esta tecnología tiene un gran potencial, porque los usuarios cada vez pasamos más tiempo en aplicaciones de mensajería instantánea. Si ponemos nuestro chatbot ahí donde están los usuarios, tendremos más opciones de conseguir visibilidad y, por qué no, ventas.

Pero para ello, hay que hacerlo bien. Tenemos que conseguir que nuestro chatbot tenga una función clara y sea cómodo para el usuario. Lo mejor es hacer algo sencillo, pero memorable. Y cuidado con la inteligencia artificial jajaja

Y ahora te toca a ti. ¿Qué ejemplo de chatbot te ha gustado más? ¿Habías oído hablar de Tay alguna vez? ¿Qué función le pondrías tú a tu chatbot? ¿Alguna vez has probado el paparajote? ¡Cuenta, cuenta!

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Espero que te haya gustado! ¿Me permites pedirte un favorcito?

1. Participa con tu comentario

Los comentarios son el alma de este blog. Aquí se premia la participación y la comunidad es lo más. ¡Prueba!

Deja tu comentario

2. ¡No olvides compartirlo!

Se llama generosidad: si algo te gusta y puedes compartirlo, ¿por qué no hacerlo?

¡Millones de gracias! Te lo agradezco un montonazo, de verdad.

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies