Productividad

Comprendiendo la esencia de construir equipos para emprender mejor y con menos estrés

Comprender la esencia del equipo para emprender
Escrito por Víctor Campuzano

Después de comprender por qué debemos hacer equipo, ¿qué tal si aprendemos 10 aspectos clave para crear y gestionar mejor nuestro equipo? ¿Qué te parece si descubres cómo prepararte para cuando necesites equipo? ¡Emprende mejor, con este post!

Después de las risas de YMCA me relajé un poquito, ya nada podía salir mal. Daba igual si tenía las manos en los bolsillos, si me movía demasiado, si miraba a la pantalla dando la espalda a los asistentes … daba igual si se me escapó un (no pienso confirmártelo) durante la charla. Daba igual si decía demasiadas veces “¿vale?”.

Incluso daba igual si a las diapositivas les daba por no pasar. Daba igual si cada vez que intentase avanzar la diapositiva se cerrase la presentación. Daba igual si tenía que sincronizarme con “el técnico”, haciéndole gestitos para que me pasase él las diapositivas.

Daba igual, porque me lo pasé genial. Daba igual porque fue súper divertido y daba igual porque esos momentos son para disfrutarlos y la gente allí me dio cariño para aburrir… y luego descubrí que fue culpa fue mía

¡Hola de nuevo! Y ahora sí que de nuevo, que hace nada del anterior capítulo donde hablamos sobre por qué deberíamos crear equipo para emprender con mejores resultados y menos estrés. ¿Verdad?

Hace apenas unos días que empecé a contarte mi charla en Tribucamp y hoy, como el último capítulo (aunque quizás no lo sea) de una serie, vengo a contarte el resto.

Y sin demasiadas introducciones (jajajajaja), ahí a saco. ¿Vamos? ¡Venga!

¿Cuál es el combustible que del emprendimiento?

Antes de empezar con los consejos me gustaría que aclarásemos unos conceptos básicos, algo que, junto con las reflexiones del post anterior, te llevará a la misma conclusión que yo llegué hace tiempo: trabajar en soledad es de locos.

Si, quizás al principio sea imprescindible. Quizás aún no sea el momento. Quizás no puedas pagarlo. Quizás haya otro quizás que quizás sea quizasmente razonable. Pero quizás te equivoques. Por cierto, tengo que comprar quizás para la quizarra. Jajajaja. Vale sorry. La soledad de mi despacho.

familia feliz

Empecemos con esa imagen que, en mayor o menor medida, ilustra lo que nos impulsó a dejar nuestro trabajo anterior. Da igual si quieres niños y si lo tuyo es viajar o comprarte coches. Cuando tomaste la decisión buscabas más libertad y, sobre todo, más felicidad. ¿Verdad?

Si te pregunto, ¿qué es lo que necesitas? ¿cuál es tu combustible?

  • El dinero en sí no vale nada. El billete en sí no sirve para nada (salvo contadas ocasiones). Amos ni pa limpiarse el culinis, que está muy áspero (créeme). No es el billete lo que nos atrae, es lo que podemos hacer con él. Podemos usarlo para satisfacer nuestras necesidades básicas, comprar comida, un ipad, ya sabes. Todo aquello que nos da paz (tener cubierto lo básico) y felicidad. Así que lo que nos atrae es la paz y la felicidad. No el trozo de papel, verde feo y generalmente con la cara de gente fea. ¿Verdad?
  • El tiempo escasea sólo cuando sonríes. Se habla mucho de que buscamos tener más tiempo. Que emprendemos para disponer de tiempo para estar con la familia, para hacer lo que queremos. Tiempo que el que está, está. Y tiempo que por mucho que queramos, no podemos multiplicar. Y tiempo que, si me lo permites, no es lo queremos. De nuevo el tiempo en sí no sirve sino lo que podemos sentir dedicando tiempo a cosas que nos hacen felices. ¿Verdad? ¿Querrías mucho tiempo extra si durante ese tiempo alguien te estuviese pellizcando (con saña) … Ya, depende, hay gente para todo. Pero tu me entiendes. ¿No? El tiempo sufriendo no lo quiere nadie. No es tiempo, es más felicidad.
  • La felicidad es nuestro verdadero combustible. Y aquí llegamos a la verdad, a nuestro verdadero combustible. A eso que si no lo tenemos nos sentimos más chof que un Slime caducado pero que, cuando nos inunda, tenemos más o menos la misma energía que cuando Buh sonríe en la ciudad de los monstruos. La felicidad es lo que buscamos, es lo que necesitamos y es el verdadero combustible que nos mueve. Cuando más felicidad experimentamos más somos capaces de ahcer, de crecer, de construir. La felicidad, my friend, es el queroseno que te hará conquistar las nubes. No otra cosa.

Pero nos han enseñado a pensar en otros “combustibles”

¿Verdad que estás de acuerdo? Te he visto por la cámara y parecías el típico gato chino del salpicadero del coche, asintiendo todo el rato. Por no decir otra cosa. Ji ji ji.

Pero, ¿sabes qué? Aunque casi todo el mundo asiente cuando hablo del combustible del emprendimiento, la mayoría está diciendo o ha dicho cosas como: “No puedo gastar ahora mismo”.

Así que la situación más común es:

  • No pienso invertir algo de mi dinero personal pero no tengo reparo en sacrificar un montón de tiempo personal, mío o de mi familia, trabajando de sol a sol.
  • No, no voy a trabajar más de 8 horas aunque eso signifique que sienta una frustración pecho-opresiva que me impida sonreir cuando estoy “en tiempo para mí”.

Cuidado con “lo seguro”, que a veces te juega malas pasadas…

 

activos y pasivos de felicidad

El flujo de activos y pasivos de la felicidad

¿Has leído el libro de Padre Rico, Padre Pobre? Está más o menos bien. A ver, tampoco es gran cosa. Jejejeje. Lo bueno es que habla de conceptos que, si los interiorizas, provocan cambios en cadena, te hacen ver las cosas de forma distinta.

En el libro se habla mucho de “activos” (cosas que generan dinero solas) y “pasivos” (cosas que consumen dinero solas) y que la gente rica es aquella que acumula activos mientras que la gente pobre es aquella que acumula pasivos.

Llevándonos eso a nuestro combustible, a la felicidad, podríamos decir que las emprendedoras ricas son aquellas que acumulan activos de la felicidad y los emprendedores pobres son aquellos que acumulan pasivos de la felicidad. ¿Verdad?

Los activos de la felicidad son cosas como:

  • Hacer lo que nos gusta
  • Conseguir resultados
  • Disfrutar
  • Reir
  • Cumplir objetivos
  • Avanzar
  • Descansar
  • Aportar valor

Pasivos de la felicidad, por otro lado, son cosas como:

  • Estrés
  • Trabajo excesivo
  • Hacer cosas que no nos apetecen
  • Cargarnos de responsabilidades
  • Sentir que no avanzamos
  • Cansancio
  • Aislamiento
  • Perdernos cosas bonitas
  • Miedo
  • Tardar más de la cuenta
  • No acabar

¿Verdad? ¿Estás de acuerdo? Entonces echa la vista a cómo has actuado anteriormente. Recuerda tus reflexiones y miénteme diciéndome que ninguna vez has optado por trabajar más, incrementar tu nivel de estrés, cansarte, cargarte de responsabilidades por no arriesgar un poco de dinero. Miénteme.

4 verdades que te alejarán del “no es el momento de pensar en equipo”

Si, sigo convenciéndote. De hecho, igual hasta dejo “los consejos” para el próximo capítulo, que le estoy cogiendo el gusto a esto de las series… jajaja.

no somos super heroes

Ahora quiero decirte 4 verdades indiscutibles que no podrás negarme:

  1. Cada decisión que tomamos tiene un coste real de nuestro “combustible”. Siempre se ha hablado del “coste de oportunidad” que dice que cuando haces algo dejas de hacer otras cosas. Cada decisión que tomamos tiene un impacto en nuestro balance de activos y pasivos de la felicidad. Si decidimos no gastar dinero y sobre cargarnos de tareas, estamos sumando en la columna de pasivos de la felicidad. Cuando decidimos hacer algo que no nos gusta o que no deberíamos, dejamos de hacer cosas que nos gustan y volvemos a trasladar “puntos” de la columna de activos a pasivos. Cada decisión que tomas mueve puntos de una columna a otra. ¿A cuál te gustaría llevaría los puntos?
  2. No somos más que una persona. Y eso significa que no podemos disfrazarnos de otras personas ni adoptar las personalidades de otras personas ni sus habilidades. Somos una única persona, no podemos dar más de lo que podemos dar. Eso del “emprendedor orquesta” es, además de común, absurdo. Permítemelo. Es demasiado soberbio pensar que podemos hacer más que muchas personas juntas. Un poquito de humildad, por favor.
  3. Con unas pocas habilidades, que son maravillosas. Como persona individual, única y maravillosa, tenemos unas habilidades concretas que representan nuestra esencia. Nuestra esencia es lo que realmente genera valor (y ese valor es lo que cambiamos por dinero, llamándolo trabajo). Y, por definición, esencia es escasa, no es “todo”. Así que no podemos pensar que haciéndolo todo estamos entregando esencia. No. El tiempo que dedicamos a hacer cosas que son “nuestra esencia” es tiempo que dedicamos a hacer cosas de forma menos eficiente y peor (total: mas cara) que si delegamos esas cosas y nos centramos en explotar al máximo nuestra esencia.
  4. Creer que podemos con todo es faltar al propósito inicial. Peter Parker tiene que elegir entre ser un súper héroe o estar con Mary Jane. Las dos cosas es imposible. Pero tú y yo una vez tomamos una decisión: queremos estar con Mary Jane. Ahora dime, ¿por qué te comportas como un súper héroe? ¿Acaso no sabes que te estás alejando de tu propósito? Vale, puedes decirme que a veces nuestra naturaleza es “ser súper héroes” por mucho que queramos estar con Mary Jane. Pero para eso se creó la liga de la justicia. Para que los súper héroes puedan serlo a tiempo parcial y aprovechar al máximo los poderes de cada cual. Zasca. Jajajaja.

En el próximo capítulo …

Jajajaja. ¡No me mates! Mira el lado divertido. No es que esté jugando contigo, no es que en el último post vaya a venderte nada. Es simplemente que he pensado que 1.600 palabras está bien para este viernes y, además, que el mensaje de este post necesita el fin de semana para germinar.

En el primer post hice un pequeño pozo en tu pecho. En este post he puesto una semilla y la he enterrado muy profunda (joer que mal suena esto). Tú me entiendes, céntrate en el símil.

Y en el próximo post, regaremos para que un fuerte árbol crezca. En el siguiente si o si, tendrás tus consejos, de golpe. Prometido y si no que se me caiga el pelo.

Pero ahora, dime. ¿Cuál es tu opinión? ¿Te habías planteado anteriormente estas reflexiones? ¿Tienes algo que añadir? ¿Alguna vez has tomado malas decisiones como las que te expongo en este post? ¿Has empezado ya a ver This is Us o qué? ¡Cuenta, cuenta!

¿Qué te ha parecido este artículo?

¡Espero que te haya gustado! ¿Me permites pedirte un favorcito?

1. Participa con tu comentario

Los comentarios son el alma de este blog. Aquí se premia la participación y la comunidad es lo más. ¡Prueba!

Dejar un comentario

2. ¡No olvides compartirlo!

Se llama generosidad: si algo te gusta y puedes compartirlo, ¿por qué no hacerlo?

¡Millones de gracias! Te lo agradezco un montonazo, de verdad.

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado.

Hazte notar. ¡Participa!

*

11 comentarios

  • Hola Víctor

    Tengo la sensación de que con esto de la felicidad nos están engañando; no tú; sino el sistema en general. El ser humano nace con la felicidad de serie incorporada; sí, es cierto. Solo hace falta ver a un niño pequeño con sus juguetes sin que los adultos nos metamos por medio.

    Cuando crecemos, nos pasamos la vida buscando la felicidad fuera de nosotros; y ya la teníamos dentro cuando nacimos…

    Un abrazo

    • La felicidad… La depresión… Resultados extremos trabajados cada día desde antes que tus recuerdos existan…, el otro día descubrí que casi todo en lo que creo no es más que inventos, todo lo que me rodea es el fruto de un pensamiento de alguien en algún momento. Todos los pensamientos están hechos de palabras, y estas en algún momento de la historia fueron otros inventos.
      He leido que si cambio mis palabras, cambio mis pensamientos, cambio mis sentimientos… (y sigue…)
      Es Positivismo por Elección, es decir se que existen las dos caras de la moneda pero si puedo truco la moneda para que salga cara????? seguro que ya existe y tiene otro nombre…
      Creo que me paso la vida aprendiendo que lo que aprendí estaba mal aprendido, intento darle sentido, encuentro un equilibrio, me siento happy, aprendo algo nuevo y vuelvo a empezar…. Quizás debería de usar la técnica de los Shamanes (lo podeis ver en el documental de Netflix “El último Shaman”), creo que es un ejemplo claro de reprogramación mental mediante rituales, sugestiones y vinculaciones extremadamente fuertes a emociones, directas al sitema límbico!!! (ahhhhhhhh…… casi me quedo sin respiración al releerlo….)
      La depuración es un proceso que hasta ahora no le había prestado atención…
      Jorge Bucay dice algo así como que para llenar un carro de paja necesitas primero vaciar el carro de paja.

      Saludos y disculpad mi reflexión incrustada, algo me lo pedía…

  • Hola Víctor!

    Me gusta esa forma de enfocar el tema de los activos y pasivos de la felicidad. Nunca lo había pensado pero tiene toda la lógica.

    Yo siempre he aplicado el factor del agotamiento y la concentración. Sobre todo esto último.

    Cuando por ejemplo algo no consigue mantenerte enfocado y con ganas es que algo pasa… Y se que en el fondo la solución está en mi persona.

    Generalmente la solución siempre deberíamos buscarla en nosotros mismos, o eso es lo que se dice, pero también se que no es fácil pensar así e intentamos buscarla siempre en otros medios

    Está claro que habrá momentos de todo tipo en la vida, pero cuando sientes que algo te agota, sin que puedas hacer nada a pesar que crees que es algo beneficioso, es que algo falla… Y lo que falla es que no está siendo beneficioso porque en el fondo no te hace feliz y tu cuerpo te está avisando de alguna forma.

    En este mundo cada vez más atomizado y plagado de estímulos, que nos permiten imaginar y disfrutar de cosas que en ningún momento la humanidad pudo disfrutar, creo que es el momento en el que también debemos ver más adentro de nosotros…

    Que bien se queda uno cuando lo hacen pensar un poco y puede “falosofar” un poco jajaja.

    Saludos!

    • jajajajaja. A mí también me encanta falosofar Alex!! Quizás algún día te apetezca “falosofar” en este blog. Piénsalo, es lo mismo que llevas haciendo pero en vez de en los comentarios, en la parte de arriba… ¿Te animarías?

      • Bueeeno… Creo que molaría mucho, pero la verdad es que poco podría aportar esta comunidad, que no sepa por lo que tu cuentas, de utilidad jeje.

        Con esto no digo que me raje jajaja, solo que si tienes alguna idea en mente adelante.

        Si quieres proponer algún tema creo que tienes mi correo… y el corazón jajaja (me parto cada vez que lo leo) para lo que quieras.

        Un saludo y todavía estamos a la espera de ese curso de bots jajaja. No meto prisa… Me hace ilusión jaja

  • Yo he tomado malas decisiones, eso de “yo me arreglo sola..” Ja! puedo unas cuantas cosas pero no todas. Ahora que vuelvo a emprender estoy analizando cuando y que voy a delegar para quedarme con lo que se y me gusta hacer.
    Aunque al comienzo vaya ocupando varios “puestos” pero se que será por poco tiempo.

    • Cierto Claudia!! Al comienzo es inevitable ocupar varios puestos, más que nada porque no tenemos suficiente trabajo como para delegar un buen cacho ni suficiente dinero como para pagar un sueldo… Pero hay que enfocarlo a la delgación desde el principio!

      Mucha suerte en tu nueva emprendeduría! 🙂

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Víctor Campuzano

¡Muchísimas gracias por comentar!

Has hecho algo muy grande, que lo sepas. Te estoy tan agradecido que me gustaría ofrecerte un regalo: un ebook sobre "Growth Hacking para impulsar rápidamente tu proyecto". Bueno, y algunas cositas extra que descubrirás si te suscribes. ¿Me aceptarías en tu buzón? Porfi, porfi, porfi...

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente

Víctor Campuzano

¡Ey que te mola mi blog ¿eh?!

He detectado que has visto más de 3 páginas en esta sesión y, digo yo... ¿Te está molando? Si es así, suscríbete y recibirás cada nuevo post en tu buzón, regalos exclusivos, contenido privado.. ¡Lo más de mi! ¿Quieres? ¿Si? ¡Bien!

¡Perfecto! Te has suscrito correctamente